Como hacer inhalaciones o vahos

Califica este artículo

Los vahos son inhalaciones del vapor que se obtiene al hervir una planta medicinal aunque también los podemos realizar de agua solo, añadiendo una planta medicinal sumaremos más propiedades, si lo deseamos podemos sustituir la planta entera por unas gotas de aceite esencial. Los vahos se preparan cuándo existe un problema respiratorio, bronquitis, resfriado o gripe, estos vapores actúan limpiando todo el sistema respiratorio, empezando por la nariz seguido de la garganta, bronquios y oídos, de esta manera nos libraremos de las mucosidades que nos impiden respirar bien, además muchas de las plantas indicadas para estas afecciones son antibacterianas por lo que eliminaremos de raíz las posibles infecciones.

como hacer inhalaciones

Los vahos se han usado tradicionalmente dando muy buenos resultados y son un método muy seguro por lo que  podemos realizarlos tantas veces como queramos a lo largo del día hasta que notemos una mejoría, además de esto son muy sencillos de preparar y baratos. Estos son los sencillos pasos para preparar vahos medicinales con cualquier planta beneficiosa para el sistema respiratorio:

Empezaremos  poniendo a hervir dos litros de agua en una cazuela, cogeremos la planta que más nos convenga, entre ellas el eucalipto, orégano, pino y romero,  todas ellas tienen en común el gran poder para ablandar las mucosidades y eliminar los microorganismos de pulmones y bronquios, señalar que podemos elegir una planta  únicamente o mezclarlas, estas las trocearemos un poco y añadiremos dos o tres cucharadas de estas en la cazuela ya retirada del fuego y tapada, dejamos reposar 2 minutos con la cazuela tapada, mientras tanto conseguiremos una toalla grande, es entonces cuando ya podemos destapar la cazuela y sentarnos con la cabeza inclinada sobre  ella cubriéndonos toda la cabeza con la toalla para impedir que se salga vapor por los lados y lo aspiremos todo nosotros.

El vapor dura de 15 a 20 minutos y se trata de aguantar el mayor tiempo posible con las inhalaciones para obtener mejores resultados, alejando un poco la cabeza o descansando a ratos si no aguantamos el calor sobre todo al principio hasta que nos acostumbramos a ello. Es conveniente que si volvemos a realizar vahos, no reutilizarlos y hacer una cazuela de nuevo.