Como hacer jarabes medicinales

Los jarabes medicinales es la mejor forma de preparar los extractos de las plantas cuándo no nos gustan su sabor frecuentemente amargo o para administrárselo a los niños y así hacerlos más fáciles de ingerir.

Los jarabes también conservan todos  los principios activos de la planta medicinal si se realizan y conservan de la manera adecuada.

Los jarabes conservan los principios activos de las plantas medicinales si se realizan y conservan de la manera adecuada.

Existen varios métodos para realizar los jarabes pero la base generalizada es la siguiente:

El primer paso es realizar una decocción, para ello en 1 litro de agua poner la parte de la planta o plantas medicinales elegidas y hervir 1 minuto. Lo dejamos todo junto reposando 3 días para que se mezclen bien todos los componente activos. Seguidamente ya podemos filtrar  y exprimir.

A continuación agregaremos azúcar integral o miel a razón de medio kilo por litro de decocción y mezclarlo, si vemos que quedan grumos  se puede poner a fuego lento nuevamente durante poco tiempo para disolverlos. Lo recomendable es hacerlos con azúcar integral, la miel  algunas personas la toleran peor aunque agregándole miel también aportas las grandes propiedades de la miel, elegid lo que más os guste.

Las cantidades también pueden variar si se desea, para que quede un jarabe más espeso y dulce lo que haremos es rebajar la cantidad de1 litro de líquido a medio litro con el medio kilo de azúcar integral o miel. Una vez hecho todo esto lo conservaremos en un frasco de cristal y ya lo podremos utilizar. La dosis ideal de jarabe varía entre dos o tres cucharadas al día dependiendo de la dolencia a tratar agitándolo siempre un poco antes de usarlo.

La receta del siguiente jarabe es de las más conocidas y típicas para la tos, este es un jarabe muy concentrado y al que se le tiene que añadir azúcar y miel, aquí la preparación y los ingredientes:

Jarabe de cebolla para tos y resfriados

Este jarabe no solo es útil para la tos, también es útil como expectorante. La elaboración es sencilla, cortar 1 kg de cebollas en trozos medianos y cocerla a fuego lento durante tres horas en 1 litro de agua a la que además añadiremos 250 gr de miel y 250-300 gr de azúcar integral. Cuándo se enfríe lo filtraremos y lo guardaremos en un tarro de vidrio. Tomar 3 cucharas repartidas durante el día.