Lavanda

La lavanda es una hierba originaria del mar Mediterráneo que suele alcanzar los 70 cm de altura. Produce flores con forma de espiga y desprende una delicada fragancia por lo que es muy utilizada en perfumería y en los artículos de limpieza. Ha sido utilizada tradicionalmente como hierba relajante en los baños.

lavanda

En la Edad Media era cultivada en los monasterios junto con otras hierbas medicinales y fue usada para elaborar numerosos preparados medicinales. Los egipcios anteriormente ya la usaban para la momificación. Vamos a conocer sus propiedades y usos en la medicina natural.

Propiedades de la lavanda

Su propiedad antimicrobiana es efectiva contra muchas bacterias comunes, entre ellas el estreptococo y el neumococo. Sirve también como antídoto para el veneno de serpiente pero la lavanda es más conocida por sus propiedades calmantes y relajantes que nos aporta su fragancia y que beneficia mucho a las personas que sufren de nerviosismo o estrés habitual, en la ansiedad o depresión también nos puede ayudar esta maravillosa planta. Su propiedad relajante es aprovechada en las migrañas, jaquecas y dolores de cabeza en general y añadido en muchos preparados de farmacia para tal fin, existen varios productos en formato  roll-on para masajear las sienes y aliviar así los dolores de jaquecas o eliminar las molestas migrañas, además es recomendado para el insomnio ya que al relajarnos nos ayuda a conciliar el sueño antes. Siguiendo con sus beneficios encontramos  su virtud para tratar los problemas de la respiración y en algunos casos de asma aplicándola en el pecho, de hecho la lavanda se incluye en muchos vaporizadores e inhaladores. Resumimos otras propiedades que tiene la lavanda:

  • Posee Propiedades fungicidas que ayudan en los problemas de la piel como heridas, quemaduras o picaduras de insectos y ayuda a regenerar la piel y a cicatrizarla.
  • El aceite esencial de lavanda ayuda a cuidar el cabello previniendo la caída.
  • Aplicar su aceite esencial en las articulaciones y músculos calma el reumatismo.

La lavando generalmente es usada externamente y su consumo oral no es tan recomendable pero si podemos realizar la siguiente infusión indicada para el insomnio:

Infusión de lavanda

Vertemos 15 gr de hojas secas de lavanda en una taza con agua hirviendo. Colamos y bebemos enseguida una taza después de la comida y otra después de la cena.

Contraindicaciones de la lavanda

El aceite esencial está contraindicado durante el embarazo porque puede producir el aborto y tampoco es recomendada en la lactancia. En todas las enfermedades del hígado esta además prohibido su uso.

Productos naturales con lavanda


Aceite esencial Alhucema Bio