Plantas medicinales para la garganta

Las enfermedades de la garganta consisten en la inflamación de esta  por causas microbianas, microbios y bacterias como los estreptococos que se desarrollan por consecuencia del frío, la humedad o ciertos contaminantes  como gases, tabaco o polvo, es entonces cuando las defensas del organismo disminuyen y estos microorganismos encuentran el ambiente propicio para instalarse en esta zona de nuestro cuerpo.

Las diferentes  y más usuales enfermedades de la garganta que se pueden padecer son laringitis, faringitis o disfonía. Estas afecciones de la garganta también pueden aparecer  con el curso de otras enfermedades infecciosas como el sarampión, varicela, mononucleosis,etc… que desaparecen con ellas una vez acabamos con la infección. Los síntomas que provocan son sequedad en la boca, fiebre, picor y escozor de garganta que viene a  veces acompañada de fuertes y repentinos ataques de tos.

Los cantantes sufren a menudo de problemas e garganta debido  al uso frecuente de las cuerdas vocales en las que se recomienda únicamente descansar las cuerdas vocales y no forzarlas ya que no se trata en sí de una infección. Para todos estos casos las plantas medicinales que vamos a exponer nos ayudarán a recuperar la salud de nuestra garganta, aunque si el problema es de origen infeccioso puede ser tratado con antibióticos la resistencia de muchas bacterias a los actuales antibióticos en muchos pacientes  hacen a las plantas nuestras mejores amigas para estos casos.

Albahaca

Las inflamaciones y dolores de garganta pueden ser tratados eficazmente con esta planta que tiene comprobados efectos antimicrobianos. La siguiente decocción es muy sencilla de elaborar:

Lleva a ebullición 50 g de hojas secas o 100 gr de hojas frescas en medio litro de agua durante 10 minutos. Colar y emplear este líquido en gárgaras para aliviar las inflamaciones y combatir la infección si la hubiera.

Llantén

Los mucílagos que contiene el llantén ejerce un efecto suavizante en las mucosas respiratorias por lo que se usa para los dolores de la garganta y desinflamarla.

Los casos de afonía y ronquera pueden ser tratados con esta hierba y si existe infección la propiedad antibacteriana ayudará a eliminar los microorganismos que la causan. Podemos realizar gargarismos con el líquido obtenido de la infusión de una cucharadita de hojas secas de llantén por taza de agua.

Flor de saúco y salvia

La flor de saúco y sus bayas junto con la salvia son la pareja perfecta de plantas para tratar las inflamaciones bucales y de garganta por sus virtudes antiinflamatorias y desinfectantes.

Mezclar 20 gr de flor de saúco y 10 gr de hojas de Salvia  y se prepara una infusión a razón de una cucharada sopera de esta mezcla por taza. Esta infusión se puede tomar de 3 a 4 veces al día no muy caliente.

Algunos productos naturales para la garganta


MELICINAL Jarabe de Miel & Plantas