Pino

Califica este artículo

El pino es un árbol de gran porte que crece en casi toda Europa y en las zonas frías de Asia. Su madera de muy buena calidad y resistente es muy utilizada para fabricar muebles  y utilizarla en la construcción, el exceso de tala en muchos lugares ha hecho desaparecer casi por completo bosques enteros de este preciado árbol.

pino

Sus propiedades medicinales quizás no son tan conocidas en la actualidad pero hay que decir que ha sido muy utilizado en la antigüedad como remedio para muchos males y del que se aprovechaban casi todas sus partes. Por suerte podemos encontrar preparaciones en muchos herbolarios especializados y seguir así aprovechando sus numerosas propiedades.

Propiedades del pino

Del pino se obtiene la famosa resina también llamada “trementina del pino” muy pringosa  pero que combate muy bien aplicada en cataplasmas los dolores reumáticos y artríticos además de la ciática, este era un remedio infalible siglos atrás. Su corteza contiene compuestos antioxidantes y el aceite esencial obtenido de las hojas de pino sirve para tratar las enfermedades del aparato respiratorio, además sus propiedades antibacterianas eliminan toda clase de microorganismos alojados en bronquios y pulmones. El pino también actúa como diurético que unido a su efecto antioxidante hace que sea una planta perfecta para eliminar toxinas por la orina. Elimina también eficazmente el ácido úrico reduciendo de esta manera los síntomas de la gota.

Estas dos preparaciones son perfectas para tratar problemas respiratorios, estomacales y enfermedades reumáticas:

Decocción de brotes de pino

Este preparado está indicado para la bronquitis y la acidez estomacal. Para ello conseguiremos 50 gr de brotes de pino y los herviremos en medio litro de agua. Filtramos el líquido y lo endulzamos con miel. Lo consumiremos en tazas a lo largo del día. Para los problemas estomacales es mejor tomar una taza después de las comidas.

Cataplasma para reumatismo y ciática

Esta es la forma de preparar el cataplasma que se utilizaba siglos atrás para estas afecciones. Mezclaremos tres partes de cera líquida caliente con dos partes de resina de pino y disolvemos esto al Baño María. Aplicar en forma de cataplasma en las zonas doloridas afectadas. Hay que tener cuidado con esta mezcla al colocarla al baño María ya que es inflamable y mantener siempre a fuego bajo.

Efectos secundarios del pino

Desaconsejado en el embarazo y la lactancia, en pacientes con asma y con falta de hierro ya que sus taninos impiden la absorción de este mineral y los medicamentos indicados para la anemia.