Regaliz

Califica este artículo

El regaliz es un arbusto con flores de color púrpura y crece en lugares cálidos y secos. La raíz de regaliz es una de las hierbas más populares del mundo. Se cultiva en Irak, el este de Siria y Turquía. Los soldados romanos lo utilizaban para calmar la sed y también como saborizante de tortas y bebidas en la Edad Medieval, de hecho todavía se utiliza para saborizar chicles, gominolas, bebidas y algunos medicamentos.

regaliz

Se ha utilizado en todas las culturas desde hace más de 4000 años por sus propiedades medicinales para el tratamiento de la tos y enfermedades pulmonares, pero tiene más usos que vamos a ver a continuación.

Propiedades y beneficios del regaliz

El regaliz es un buen expectorante, ablanda las mucosidades de los pulmones y las elimina eficazmente, también elimina bacterias de la garganta, es por estas razones por las que el regaliz es añadido frecuentemente en medicamentos para la tos y dolor de garganta.

Esta raíz es perfecta para realizar perfectamente las digestiones y evitar el estreñimiento, ayudando al hígado a funcionar mejor y protegiéndolo al mismo tiempo, externamente también se utiliza para evitar la caída del cabello y la aparición de caspa.

Pero seguramente el regaliz es más popularmente conocido por su propiedad para acabar con las úlceras gástricas y duodenales por la sustancia que hay en sus raíces, la Glicirricina y que se añadió en los primeros medicamentos para estas dolencias, esta sustancia ayuda a cicatrizar las úlceras hasta hacerlas desaparecer, además en el sistema digestivo tiene otro beneficio, el de reducir los síntomas de la acidez estomacal. Una raíz muy completa con la que podemos realizar una decocción para tratar las úlceras:

Decocción de regaliz para úlceras

Herviremos en 1 litro de agua 100 grs de raíz de regaliz y 100 grs de corazoncillo durante 5 minutos. Dejamos reposar ½ hora y filtramos. Podemos tomar una taza en ayunas y una taza después de las principales comidas.

Contraindicaciones del regaliz

El uso prolongado del regaliz aumenta la presión arterial la cuál puede provocar también cefaleas y fuertes dolores de cabeza por lo que las personas hipertensas deben evitar o moderar mucho su uso. También evitarlo en el embarazo y la lactancia.