Angélica

La angélica era considerada como un regalo de los ángeles y en la Edad Media fue incluso utilizada para tratar la epidemia de peste, su sabor es similar al del enebro y es junto a este con el que se utiliza para preparar la ginebra y otros licores. En medicina natural la parte más utilizada es la raíz.

El aceite esencial que se obtiene de la angélica lo podemos utilizar para darnos un baño añadiendo unas gotas de este, el cual nos relajará y nos ayudará a recuperarnos del cansancio y la debilidad que nos causa el día a día.

La planta medicinal Angelica es estimulante de la función digestiva ayudando en las digestiones pesadas

Propiedades de la planta medicinal angelica

Esta planta medicinal es estimulante de la función digestiva ayudando en las digestiones pesadas. Otra propiedad de la angélica es la de ser diurética, en los casos de retención de líquidos notaremos una gran mejoría. Las migrañas y todo tipo de dolores de cabeza sobre todo los causados por el estrés pueden también ser tratados con angélica. Si sufrimos mucho de anginas o faringitis hacer gargarismos con esta planta y zarzamora nos ayudará a recuperarnos. Una infusión diurética y depurativa fácil de realizar es la siguiente:

Añadir 20 gr de raíces de angélica en 800 ml de agua hirviendo, filtra esta mezcla y tomar varias tazas durante el día.

En uso externo sirve eficazmente para calmar dolores de reumatismo, artritis y golpes de cualquier tipo, para ello existen  pomadas y tinturas en herbolarios especializados.

Contraindicaciones de la angelica

En general es una planta que se tolera bien pero consultar antes con un profesional de la salud en caso de padecer diabetes ya que tiene a subir el azúcar en sangre y en mujeres embarazadas.