Plantas medicinales para la gastritis

La gastritis es una enfermedad que afecta a gran parte de la población mundial,  consiste principalmente en la inflamación e irritación del tracto digestivo causado por malos hábitos  alimenticios, uso excesivo de sustancias nocivas como el alcohol, el cigarrillo y el café. También factores como el estrés y la presencia de la bacteria helicobacter pylori pueden desencadenar  la aparición de esta enfermedad.

Dentro los principales síntomas de la gastritis tenemos: Disminución del apetito, nauseas, dolor en el estómago que se irradia hacia la espalda, gases, cólicos, reflujo, sensación de ardor y acidez.

Tratamientos

Además de un cambio en nuestra dieta y en nuestros hábitos, en el mercado existen medicamentos que son recetados para disminuir o  tratar de manera efectiva la gastritis. También existen muchas plantas naturales curativas que nos pueden ayudar de una manera más sana y económica a combatir esta grave enfermedad.

Las plantas curativas y su uso contra la gastritis

Para curar y aliviar los síntomas de la gastritis podemos utilizar una gran variedad de plantas medicinales, que nos ayudaran de forma significativa a tratar esta enfermedad. Algunas de estas plantas las describiremos a continuación.

Semillas de lino.  Es una semilla marrón claro que se obtiene de una planta llamada lino o linaza linum usitatissimum, perteneciente a la familia de las lináceas. Antiguamente era cultivada en Egipto y China, en la actualidad la podemos encontrar en muchos otros países.

 Esta semilla es rica en mucílago, Omega- 3, vitamina B, fibra y antioxidantes.

Por ser un excelente diurético y laxante ayuda a combatir la gastritis de forma eficaz, ya que limpia nuestro organismo otorgando una lubricación natural. Funciona como reconstituyente de la flora intestinal.

Una receta muy efectiva es licuar 20 gramos de semillas de lino con un trozo de lechosa o papaya y un vaso de agua. Esta preparación se debe consumir en ayunas por dos semana, aliviará los síntomas de la gastritis de forma considerable.

Boldo. Peumus boldo, perteneciente a la familia de la monimiáceas. Es un árbol de poca altura y se puede encontrar en algunos países de América, África y Europa.

Es rico en ácido cítrico, alcanfor, eucaliptol, cineol, alcaloides y flavonoides. Está llena de propiedades antioxidantes, analgésicas, antiinflamatorias y carminativas.

Gracias a sus propiedades,  es excelente para favorecer la digestión, eliminar cólicos y flatulencias, así como el ardor causado por la gastritis protegiendo y cuidando la mucosa gástrica.

El té de boldo es una manera muy sencilla de combatir los síntomas de la gastritis. Se prepara agregando un puñado de hojas secas de boldo en medio litro de agua hirviendo, dejamos en ebullición por 10 minutos, dejar reposar y agregar miel si es de su preferencia. Se debe tomar una taza tres veces al día hasta aliviar los síntomas.

El consumo excesivo es perjudicial por lo que no se recomienda su uso por más de un mes.

Orozuz. Glycyrrhiza Glabra, familia de las fabáceas. Es una hierba perenne de poca altura, también se le conoce con el nombre de regaliz, licorice o palo dulce y se encuentra principalmente en Asia y Europa.

Su mayor uso está en su raíz que es rica en glicirricina, flavonoides, aminoácidos, minerales, proteínas y vitamina C. Las propiedades de esta hierba son numerosas, entre las más importantes tenemos que es antibacteriana, antiinflamatoria, expectorante, antialérgica.

Su acción contra los ácidos gástricos hace que sea un medicamento natural muy efectivo para controlar los síntomas de la gastritis y las ulceras. Funciona como un protector gástrico aumentando el moco que recubre y protege las paredes estomacales, eliminando de esta manera los ácidos.

Además por sus propiedades antiinflamatorias y antibacteriana combate de forma eficaz la bacteria helicobacter pylori y disminuye los dolores causados por esta enfermedad.

Dos maneras muy efectivas de usar esta planta contra la gastritis es chupar pedazos de raíz a lo largo del día, tiene un sabor dulce y agradable. También podemos macerar tres cucharadas de trozos de raíz de orozuz en un litro de agua durante toda la noche, colamos y consumimos tres veces al día. Se recomienda  no ingerir por más de 30 días.

Albahaca. Ocimum basilicum,  perteneciente a la familia de las lamiaceae. Es una planta herbácea aromática de poca altura, característica de Asia. En la actualidad se puede encontrar en la mayoría de los países. España es uno de los países productores y exportadores de esta planta.

Es una hierba rica en estragol y flavonoides. Posee numerosas  vitaminas, minerales y proteínas. Sus propiedades son muchas, dentro de las cuales tenemos que es antiinflamatoria, antibacteriana, antioxidante, antiespasmódica, digestiva.

Gracias a sus numerosas propiedades, esta planta combate muy bien los síntomas de la gastritis. Sus efectos antiespasmódicos y antibacterianos reducen significativamente los dolores causados por esta enfermedad,  además de disminuir los ácidos estomacales.

Un remedio muy sencillo y de fácil preparación es tomar unas cuantas hojas de albahaca ponerlas a hervir en cuatro tazas de agua, dejar reposar y tomar esta infusión después de cada comida.