Las plantas medicinales son las que pueden utilizarse como drogas o medicamentos para aliviar o curar afecciones y/o enfermedades que padece una persona o animal. De estas plantas curativas se obtienen extractos que son utilizados en infusiones, jarabes, cremas o ungüentos y comprimidos.

Algunas plantas producen sustancias especiales en sus hojas, flores, semillas e incluso su raíz. Desde el origen de la humanidad, las personas han aprendido a tratar estas sustancias para elaborar medicina que los ayuda a combatir gran variedad de enfermedades, desde dolores de cabeza y tos, hasta las más graves.
plantas medicinales
Las plantas medicinales se han utilizado incluso en el periodo prehistórico. En realidad es tan antigua como la humanidad misma.

El uso de las plantas como medicamentos para curar enfermedades se remonta hasta las civilizaciones más antiguas. De hecho, en el antiguo papiro egipcio Ebers, un pergamino de más de 100 páginas que data de 1550 a. C., se detallan 700 distintas hierbas medicinales y la forma en que se pueden usar para tratar diferentes enfermedades.

Existen evidencias que las antiguas culturas europeas y mediterráneas usaban la planta medicinal desde hace más de 4000 años, mientras que los orientales desarrollaron sistemas médicos, utilizando sistemáticamente tratamientos de fitoterapia.

Aunque el uso de las plantas medicinales se ha utilizado desde tiempos remotos, es un reino poco estudiado. Solo hasta ahora se está comenzando a investigar a algunas plantas seleccionadas.




Durante la década de 1800 y principios de 1900, el conocimiento de las hierbas medicinales fue pasando de una generación a otra.

En aquellos años, la mujer era por lo general, la que se encargaba de utilizar las plantas para curar los males, por lo que prácticamente se le consideraba como el médico de la familia. No solo era capaz de tratar diferentes enfermedades, sino que además también podía preparar una gran diversidad de tónicos para el bienestar, los cuales estaban hechos a base de hierbas.

Actualmente, la medicina tradicional sigue siendo practicada considerablemente en la mayoría de los países. Se han encontrado más de 21000 especies de hierbas, que funcionan potencialmente como plantas medicinales.

El aumento del uso de la medicina herbal se ha visto incrementado en las últimas dos décadas. Este incremento ha motivado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a publicar trabajos de investigación acerca de algunas plantas medicinales seleccionadas.




Los elevados precios de los tratamientos, los efectos secundarios de las drogas sintéticas y desarrollar resistencia a los medicamentos para enfermedades infecciosas, han llevado a utilizar cada vez más a los usos de plantas medicinales para mejorar dolencias humanas.

Un informe reciente de la OMS concluyó que el 80% de las personas alrededor del mundo, dependen de la medicina herbolaria como tratamiento efectivo para restablecer la salud.

El tratamiento con hierba medicinal es considerado muy seguro debido a que los efectos secundarios son mínimos o nulos. La planta curativa está en sintonía con la naturaleza y tiene la virtud de ser independiente de cualquier grupo de edad o sexo.

Los medicamentos modernos que conocemos hoy en día, también tienen su origen en las plantas medicinales. Estas se consideran como un recurso que se utiliza en la fabricación de fármacos, por su gran variedad de ingredientes activos.

Pero las plantas no solo tiene sus usos medicinales, también se ha demostrado su efectividad en control de plagas. De ellas se extrae tintes naturales y perfumes, solo por dar un ejemplo.

Aquí trataremos de explicaros las diferentes propiedades y usos de las plantas medicinales y así animaros a utilizarlas para comprobar que realmente funcionan si las usas correctamente y con constancia, no sin antes pedir consejo a un profesional de la salud.

Para qué sirven las plantas medicinales

Las plantas medicinales han servido como medicina alternativa desde hace mucho tiempo. Antes de que existiera la medicina moderna y las drogas sintéticas ya civilizaciones antiguas utilizaban diferentes hierbas para tratar dolencias y afecciones.

Los comienzos de la medicina natural aún no se conocen con exactitud. Existen registros que indican que los orígenes de las terapias alternativas se remontan a la historia china. Sin embargo existen muchas otras civilizaciones que desarrollaron métodos y rituales de curación a través de plantas medicinales.

Diferentes culturas como Egipto y la India tenían sistemas de recolección y almacenamiento de hierbas para la fabricación de medicamentos y esencias curativas. En la actualidad la medicina tradicional a partir del uso de plantas, sigue siendo ampliamente utilizada.

Los conocimientos herbolarios se han trasmitido de generación en generación. El fácil acceso a las plantas y sus grandes propiedades, han hecho que cada vez más personas se interesen en aprovechar todas las bondades que ofrece la naturaleza.

Las plantas medicinales pueden servir para tratar una gran cantidad de condiciones y enfermedades, a veces incluso con mayor eficacia que la medicina convencional.




Existen padecimientos que pueden afectar nuestro organismo y que podemos tratar con la medicina natural.  Las plantas medicinales sirven para tratar: afecciones respiratorias, dolores, problemas cardiovasculares, enfermedades gastrointestinales, infecciones, alteraciones en la piel, fiebre, enfermedades hepáticas y renales, diabetes, colesterol alto, bajar de peso, estrés, ansiedad, insomnio y depresión.

Afecciones respiratorias

Las hierbas proporcionan una serie de acciones que benefician tanto a las vías respiratorias superiores como a las inferiores. Bronquitis sinusitis, asma, neumonía son algunos de los trastornos respiratorios más comunes.  Como tratamiento natural para atacar esos trastornos podemos usar regaliz, tomillo, hinojo, bardana, aloe vera, menta, ajo, romero, eucalipto y orégano.

Dolores

Se cree que muchas plantas proporcionan control del dolor y disminuyen la inflamación. Algunas hierbas poseen sustancias que actúan desde el sistema nervioso periférico al sistema nervioso central, aliviando las sensaciones de dolor en articulaciones y músculos. Algunas de éstas plantas son: Ginseng, valeriana, árnica, cardamomo, cayena, aloe vera, albahaca, mejorana, tomillo y cúrcuma.

Problemas cardiovasculares

En pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva, hipertensión sistólica, angina de pecho, aterosclerosis, insuficiencia cerebral, insuficiencia venosa y arritmia se han usado los beneficios de las plantas medicinales. El ajo, el jengibre, alcachofa, té verde, perejil, caléndula, hibisco, romero y melisa son algunas opciones naturales para cuidar nuestro corazón y sistema circulatorio.

Enfermedades gastrointestinales

Las dolencias del sistema gastrointestinal como: estreñimiento, diarrea, gastritis, úlcera, gases, náuseas e indigestión pueden ser tratadas con ciertas plantas que ayudan a regularizar el sistema digestivo, entre ellas tenemos: manzanilla, cúrcuma, mejorana, anís, hinojo, tomillo, clavo, jengibre, menta y cardamomo.

Infecciones

Las plantas son una fuente única de compuestos bioactivos y una gran alternativa antibiótica para combatir las infecciones. Algunas alternativas naturales y seguras, recomendadas por especialistas son: el ajo, estragón, moringa, cebolla, tilo, romero, tomillo, cardamomo y jengibre.

Alteraciones en la piel

Nuestra piel es un órgano muy sensible y susceptible a sufrir alteraciones, los tratamientos con plantas medicinales suelen ser bastante efectivos. Manchas, cicatrices, erupciones, resequedad, infecciones son algunas de las afecciones que puede sufrir nuestra piel. Para tratarlas se puede usar: aloe vera, albahaca, lavanda, manzanilla, hibisco, tomillo, caléndula y romero.

Fiebre

Los cuadros febriles siempre son motivo de preocupación, principalmente en nuestros niños. Las altas temperaturas corporales nos indican que algo no está bien.  Disminuir la temperatura y eliminar la fiebre, siempre es una prioridad y lo podemos hacer usando plantas medicinales, algunas de ellas son: manzanilla, tomillo albahaca, salvia, santa María, jengibre, hinojo y sauco.

Enfermedades hepáticas y renales

Es importante realizar periódicamente la desintoxicación y limpieza de nuestros riñones e hígado. Ellos se encargan de eliminar las toxinas que pueden dañar nuestro organismo. Las mejores hierbas que ayudan a mejor el funcionamiento de estos órganos, son: perejil, jengibre, cúrcuma, diente de león, cardo mariano y raíz de bardana.

Diabetes

Muchas plantas curativas se han utilizado en el tratamiento de la diabetes, teniendo un efecto reductor de la glucemia. La mayoría estas hierbas parecen actuar directamente sobre el páncreas y estimulan el nivel de insulina en la sangre. Dentro de las mejores plantas antidiabéticas tenemos: cebolla, níspero, canela, ajo, té verde, regaliz, valeriana y enebro.

Colesterol alto

El colesterol es una sustancia grasa que produce nuestro cuerpo, puede estar presente como colesterol bueno y como colesterol malo. El colesterol malo es dañino para nuestra salud. Existen plantas medicinales que ayudan a reducir el colesterol malo en la sangre, algunas de ellas son: diente de león, té verde, cardo mariano, cúrcuma, alcachofa, cilantro, albahaca y regaliz.

Bajar de peso

Existen muchos medicamentos sintéticos que aseguran bajar de peso, sin embargo los efectos secundarios suelen ser bastante dañinos. Podemos reducir medidas con la ayuda de una serie de hierbas que aceleran el metabolismo.  La alcachofa, cola de caballo, diente de león, ortiga, achicoria y té verde, son plantas medicinales que poseen grandes propiedades reductoras.

Estrés, ansiedad, insomnio y depresión

Estos trastornos muchas veces son causados por exceso de trabajo, problemas personales y falta de sueño. Afecta a un mayor porcentaje de mujeres que de hombres.  Es importante controlar estos cambios y comportamientos ya que afectan significativamente nuestra salud.  Los que padecen de estas alteraciones pueden probar las siguientes hierbas medicinales: Lavanda, cúrcuma, nuez moscada, albahaca, valeriana, manzanilla, regaliz y flor de la pasión.

Importancia de las plantas medicinales

Los efectos secundarios y altos costos de los medicamentos sintéticos han llevado a la población a hacer énfasis en el uso de hierbas y plantas curativas. El tratamiento de dolencias con las plantas medicinales, se considera un método seguro, económico, que posee amplios beneficios.

Muchos fármacos son elaborados a partir de plantas curativas, utilizan sus principios activos y los modifican químicamente. No debemos pensar que el uso de estos fármacos es lo mismo que usar la planta medicinal de manera natural.  La modificación realizada aumenta su actividad y su toxicidad.

Las plantas medicinales ayudan a tratar diferentes padecimientos, como por ejemplo: colesterol, azúcar en la sangre, problemas circulatorios, problemas digestivos, dolores de cabeza, piedras en el riñón, afecciones respiratorias, depresión y hasta para bajar de peso.

Algunas plantas medicinales que se usan con frecuencia por sus altas propiedades curativas son: aloe vera, diente de león, lavanda, manzanilla, albahaca, menta, perejil, orégano, romero, tomillo, jengibre, ajo, entre otras. Cada una de ellas con usos y propiedades importantes que mejoran nuestra salud.

Este otro documental de 36 minutos podrás ver gran variedad de plantas medicinales que tienes al alcance de tu mano en cualquier montaña, aprenderás para que sirven y como usarlas.





Como cultivar y elegir nuestras plantas medicinales

La mayoría de las plantas medicinales son muy fáciles de cultivar. Podemos tener nuestros propios huertos en casa con poco espacio y así usarlas cuando las necesitemos. Es una manera rápida y económica de tener nuestra medicina natural siempre a la mano.

Las mayoría de las hierbas se pueden adaptar a diferentes ambientes, bien sea al aire libre en un área soleada o en el interior de tu hogar. Con unos conocimientos básicos de jardinería podrás de manera práctica cultivar diferentes plantas medicinales.

Es importante tener un suelo o tierra fértil, bien abonada y que posea buen drenaje. Existen maceteros múltiples donde puedes plantar varias hierbas, si ésta es tu elección es importante identificar cada una de las plantas que allí cultives.

Otra idea es clasificar tus plantas medicinales de acuerdo a sus usos o por orden alfabético. Eso quedará a tu gusto e imaginación.

Para realizar una buena elección de las plantas medicinales es importante seguir algunos consejos, que te ayudarán a planificar eficazmente tu jardín de hierbas medicinales. Algunas recomendaciones son:

  • Busca ayuda de algún libro herbolario o información en internet. Conocer las propiedades y beneficios de las diferentes plantas medicinales es de mucha importancia.
  • Después de documentarte correctamente, realiza una lista de las que más podrías usar en el hogar, de acuerdo a tus necesidades.
  • Escoge plantas que se adapten a tu ambiente y espacio.
  • No selecciones plantas de las que nunca has oído hablar.
  • Selecciona las plantas que realmente puedas usar y cuidar, algunas veces menos es más.
  • Existen plantas que sirven para varias enfermedades. Elige las que te proporcionen más beneficios.

Las plantas medicinales y sus usos

usos de las plantas medicinales




Las plantas medicinales todavía forman una parte importante del proceso de curación del mundo. Los tratamientos con  hierbas medicinales proporcionan fuerza a los órganos del cuerpo y estimulan su funcionamiento normal, sin alterar las funciones vitales.

Las plantas naturales tienen diferentes usos, sirven para obtener un alivio efectivo de las enfermedades. Muchas plantas están asociadas a la sanación de órganos específicos. Por ejemplo el aloe vera o sábila se asocia a tratamientos para la piel y la chia sirve para el alivio de los trastornos digestivos.

La mayoría de las plantas medicinales comunes, pueden ser aprovechadas en su totalidad. Semillas, hojas, raíces, flores y hasta sus frutos. Cada parte posee propiedades, que pueden ayudar a nuestro organismo de diferentes maneras. Además de darnos la posibilidad de usar la planta siguiendo una gran variedad de recetas.

¿Cómo saber la cantidad exacta a utilizar de hierba medicinal?

Generalmente encontramos recetas caseras en la web o en algún libro especializado en plantas medicinales con medidas que pueden confundirnos un poco.

Por ejemplo, cuando hablamos de una pizca o pellizco de sal, la cantidad puede variar en función del tamaño de la mano de la persona que está cocinando. Pero si nos tomamos la molestia de pesarlo en una balanza, encontramos que representa más o menos 2 gramos.

Para que tengas una idea más exacta de las cantidades a utilizar (según la receta), echa un vistazo a esta lista de medidas equivalentes, que te será de mucha utilidad:

UNIDADES DE MEDIDAS CASERAS PARA RECETAS MEDICINALES

MEDIDA
PESO (aproximado)
VOLUMEN (aproximado)
1 pellizco
2 g
1 ml
1 cucharadita
5 g
5 ml
1 cucharada
10 g
20 ml
1 puñado
19 g
150 ml
1 taza
28 g
250 ml

Las hierbas pueden ser usadas frescas o secas. Existen especies que sus partes se dejan secar para luego procesar y almacenar. Esto garantiza un mayor tiempo de conservación. Sin embargo muchos especialistas recomiendan que su uso sea lo más fresco posible y de esta manera aprovechar sus beneficios al máximo.

Existen diferentes maneras de dar uso a nuestras hierbas. La forma más común es como infusión o té. También se usan inhaladas, como cataplasmas, compresas, masticadas, en jarabe y a través de sus aceites esenciales en el agua de baño o frotadas en la piel.

Además de los usos medicinales, las hierbas pueden ser utilizadas para condimentar nuestros alimentos. Sus aceites esenciales pueden ser aprovechados para elaborar tintes naturales, insecticidas, esencias aromáticas y para la fabricación de fármacos, como veremos a continuación:

Aceites esencialesBañosCataplasmas
CompresasInfusionesJabones
JarabesJugosInhalaciones
MaceracionesPomadasTinturas

Nombres de plantas medicinales

Con el aumento del comercio de plantas medicinales, aumentó la necesidad de un sistema de identificación, descripción y clasificación más completo, por ello se estableció el latín como lenguaje universal para que pueda entenderse en cualquier parte del mundo, independientemente del idioma.

Actualmente son reconocidas por su nombre científico entre los botánicos, quienes la clasifican en género y especie; por ejemplo la Mentha piperita (conocida coloquialmente como menta), donde Mentha es el género y piperita la especie.

Sin embargo debido a la complejidad del idioma latín y para facilitar su reconocimiento según la lengua o región recibe un nombre vulgar o popular, permitiendo identificarlas por sus propiedades y características. Solo por dar un ejemplo, en España el Foeniculum vulgare es comúnmente nombrado como hinojo.

En nuestra web hemos investigado una gran variedad de plantas, con el objetivo de hacerte llegar los múltiples beneficios que estas aportan y hemos incluido algunas recetas muy fáciles de hacer. Puedes consultar información en la siguiente lista de plantas medicinales:

AjoAlbahacaAlcachofa
AlfalfaAzafrán
Aloe veraAngélicaArtemisa
BardanaBoldoBorraja
CebollaCanelaCardo Mariano
Carbón VegetalChrorellaCilantro
Cola de caballoCúrcumaDamiana
Diente de LeónEnebroEquinácea
EucaliptoFumariaGinseng
Ginkgo BilobaGuaranaHinojo
JengibreLavandaLimón
MentaRomeroOrtiga
MirraPasifloraManzanilla
PinoArándanoSauce
Uña de gatoNoniRegaliz
ValerianaZarzaparrilla



Tipos de plantas medicinales

La naturaleza es muy bondadosa, en ella podemos encontrar una gran cantidad de plantas medicinales. Estas se pueden clasificar en culinarias, medicinales y aromáticas. Sin embargo existen especies que pueden pertenecer a los tres grupos simultáneamente, como ejemplo de esto tenemos la albahaca. Sus valores terapéuticos, son usados frecuentemente y sus ingredientes activos ayudan significativamente en el tratamiento de muchas enfermedades.

De acuerdo a las propiedades y su acción en nuestra salud, se pueden identificar varios tipos de plantas medicinales, dentro de las más importantes tenemos: diuréticas, astringentes, expectorantes, sedantes, antiinflamatorias, laxantes, antibióticas, digestivas, antiasmáticas, relajantes, antiácidas, hipotensoras, carminativas, antihelmínticas, analgésicas, galactógenas, antisépticas, entre otras.

En realidad ¿Cuántos tipos de plantas medicinales hay? No todas las plantas sirven para curar. Debemos saber elegir que plantas nos ayudarán a tratar nuestras dolencias. Existen más de 28 mil plantas con propiedades medicinales, sin embargo muchas de ellas no han sido reconocidas y se carece de información.

Plantas aromáticas y medicinales

Las plantas medicinales y aromáticas son productos de exportación,  cada vez más importantes para muchos países en vías de desarrollo. Las hierbas son materias primas botánicas, que se utilizan principalmente con fines terapéuticos, aromáticos y culinarios.

Tratar las afecciones con plantas medicinales no es algo que se le acaba de ocurrir a la gente. Los indígenas utilizaban métodos de preparación medicinal, basados en los conocimientos de los curanderos tradicionales. Las raíces son la parte más utilizada para el tratamiento de enfermedades seguidas de hojas, partes de plantas enteras, cortezas, tubérculos, semillas, frutas, vainas y tallos.

Los tipos de plantas medicinales que utilizaban los indígenas, eran generalmente autóctonas y locales, representan parte del desarrollo sostenible de muchas comunidades. Las especies usadas varían de acuerdo a la localidad y a las características climáticas de la región.

El método de preparación de la planta medicinal depende del tipo de enfermedades. Algunas plantas necesitan ser hervidas mientras que otras se aplican directamente en forma fresca. Muchas prácticas de curación implican rituales espirituales, como parte de las creencias mágicas de sanación.

Las plantas aromáticas son llamadas de ésta forma, porque poseen olores intensos. Se utilizan mucho en la elaboración de recetas culinarias y para tratar enfermedades con aromaterapia. La mejor forma de tener hierbas aromáticas en casa es cerca de nuestra cocina, con esto realzaras el sabor de tus platos y cuidarás tu salud al mismo tiempo.

Los efectos de la medicina natural suelen ser más lentos en comparación con la medicina sintética. Nunca debemos sustituir una por otra, los resultados serán mejores sin complementamos ambas medicinas. Es importante consultar con un especialista antes de usar cualquier medicamento.

Plantas medicinales y sus propiedades

Las plantas medicinales aportan numerosos beneficios y propiedades curativas naturales al organismo, cuando se trata de aliviar enfermedades y afecciones. Desde tiempos inmemoriales el conocimiento de estas plantas es amplio y conocido.

Actualmente existen cientos de plantas medicinales que se pueden cultivar en climas templados y muy probablemente existen muchas más plantas de este tipo con propiedades que aún no han sido descubiertas.

Solo basta con mencionar algunas de las hierbas medicinales más comunes para dejar en claro las propiedades a la salud que nos ofrecen.

Por ejemplo, el tomillo se ha demostrado que retrasa el proceso de envejecimiento al mantener el vigor de las células del cuerpo, en tanto que la salvia se sabe, es una excelente antiséptico que se utiliza con frecuencia en el tratamiento de las ulceras en la boca, así como para dolores de garganta.

Qué decir de la manzanilla, la cual se utiliza en forma de té para tratar los dolores del vientre o el ajo, que frecuentemente se usa como fungicida para tratar infecciones de la piel.

Son muchas las plantas que ofrecen diferentes propiedades medicinales que resultan benéficas para la salud, incluyendo el tratamiento de las bacterias, los virus, los hongos y los parásitos, así como las mordeduras y las picaduras.

Las propiedades de las plantas o hierbas medicinales se clasifican según los principios activos que contienen. De acuerdo al contenido de estas sustancias, tendrán un efecto distinto sobre nuestro cuerpo.

En términos generales podemos destacar las propiedades medicinales en 12 grandes grupos a saber:

Antiinflamatoria y analgésica

Ayuda a aliviar el dolor, disminuir la inflamación y favorece la circulación de la sangre. Puede ser utilizada por vía interna, útil para el tratamiento de diversos órganos, como el hígado o los riñones, y vía externas son útiles en afecciones de la piel, la musculación, dolor articular, contusiones o golpes.

Las hierbas con propiedades antiinflamatoria y analgésica, pueden prepararse en infusiones si es para uso interno o ungüentos, cataplasmas o aceites en caso de uso externo.

Antipirético

Suelen ser plantas o hierbas medicinales que ayudan a bajar la temperatura, en enfermedades que provocan fiebre (defensa del organismo ante procesos infecciosos) de una forma sintomática, sin actuar sobre su origen o causa.

El modo de empleo, generalmente es en infusiones. Los efectos comenzarán a sentirse en media hora después de ingerir, con efecto máximo entre 1 y 3 horas.

Astringentes

Las hierbas medicinales astringentes buscan controlar el exceso de secreciones, mediante un aumento acelerado de proteínas y produciendo una contracción de los tejidos orgánicos. Mayormente utilizadas en casos de diarrea.

Su consumo es en forma de infusiones, obtenido a partir de raíces secas, hojas o plantas. También se pueden conseguir en tiendas especializadas en forma de cápsulas.

Carminativas

Contienen propiedades medicinales que impiden la formación de gases en el aparato digestivo que producen dolores y cólicos. Favorecen la expulsión de flatulencias, que se producen por mala digestión.

Las plantas carminativas más utilizadas y que dan mejores resultados en la medicina natural son el hinojo, la menta, manzanilla y el clavo de olor. El modo de empleo es en forma de infusión y té.

Diuréticas

Por su alto contenido de minerales o principios activos, las hierbas medicinales diuréticas aumentan las secreciones de la orina. Estimulan la función renal, favoreciendo la eliminación de líquidos corporales.

Por sus propiedades medicinales son ideales para eliminar toxinas y actúan muy bien contra la retención de líquido. Son ampliamente recomendadas en dietas de adelgazamiento y en casos de creatinina alta. También son coadyuvantes en el tratamiento de infecciones de orina.

Diaforéticas o sudoríficas

Tienen acción diaforética o sudorífica su función es aumentar la producción de sudor. Son efectivas en casos de bronquitis y resfriados. La bardana, el grosellero negro y fumaria son ejemplo de estas plantas.

También existen las plantas medicinales antidiaforéticas, que al contrario de las anteriores, reducen la sudoración excesiva.

Estimulantes

Las hierbas medicinales estimulantes tienen acción sobre el sistema nervioso central y muscular. Combaten la fatiga, aumentando la energía y vitalidad. Especial para personas que trabajan bajo presión y se exponen a estrés constante.

Expectorantes

Tienen la facultad de disolver la mucosidad bronquial acumulada que se deriva de algún proceso infeccioso desarrollado en el aparato respiratorio. Las plantas medicinales expectorantes también tienen acción antiséptica y relajante.

Elaborando infusiones con plantas expectorantes se puede encontrar alivio en enfermedades como bronquitis, laringitis y faringitis, cuyos síntomas presentan tos y mucosidad acumulada.

Entre las hierbas expectorantes más utilizadas se encuentran la menta, eucalipto, hinojo, tomillo y regaliz.

Tranquilizantes

Las plantas medicinales tranquilizantes intervienen en el sistema nervioso central, ayudando a relajar y tranquilizar el organismo y la mente. Se ha demostrado su efectividad en casos de estrés, ansiedad, insomnio, excitación nerviosa y cansancio general.

La amapola, valeriana, azahar, belladona y artemisa son ejemplos de hierbas medicinales tranquilizantes.

Laxantes

Las plantas medicinales con efecto laxante estimulan y favorecen la evacuación intestinal, ideales para combatir casos de estreñimiento agudo. Los problemas de estreñimiento intestinal pueden estar causados por malos hábitos alimenticios, deshidratación o estrés.

Las plantas calificadas como mejores laxantes son aloe vera, sésamo, cambronera, lino y malva.

Antibióticas

Los preparados de plantas medicinales de antibióticos naturales, son una alternativa efectiva para prevenir y tratar las infecciones en nuestro cuerpo. Su acción antibiótica tiene la facultad de eliminar los microorganismos patógenos como bacterias y hongos.

Se pueden aliviar dolencias comunes sin necesidad de recurrir a fármacos de origen sintético. Las propiedades curativas de estas plantas pueden hacer retroceder enfermedades como la candidiasis, faringitis, otitis, vaginosis, pie de atleta e infecciones en la piel, solo por nombrar algunas.

Las plantas medicinales más utilizadas para tratar infecciones son el ajo, cebolla, tomillo, romero, jengibre, salvia y uña de gato.

Vulnerarias

Las plantas medicinales vulnerarias por lo general se aplican externamente para ayudar al organismo a curar y regenerar heridas o cortes de tipo abscesos, quemaduras y ulceras. Estas poseen efecto reparador de los tejidos que han resultado dañados.

El principio activo de estas plantas se encuentra en las cabezuelas de las flores. Podemos encontrarlas en abundancia en Europa y al norte de África.

Las plantas medicinales más utilizadas para tratar heridas son castaño de indias, rosa de mosqueta, aloe vera y caléndula.

Pero no todas las plantas tienen propiedades medicinales, algunas poseen un poderoso veneno que puede causar la muerte.

En Inglaterra, la duquesa de Northumberland posee un polémico jardín botánico con plantas mortales.

Remedios caseros con plantas medicinales según tu dolencia

En la siguiente lista, podrás encontrar una descripción de remedios caseros de plantas que curan, clasificadas por dolencias. Hemos incluido algunas recetas de plantas medicinales muy fáciles de hacer.

AsmaAdelgazarColesterol
BocioBronquitisCansancio
Caída del cabelloDiabetesRetención de líquidos
RiñonesAcnéHígado
GargantaHipertensiónArtritis
VerrugasMenopausiaCorazón
EstreñimientoHemorroidesInflamaciones
AnsiedadMicosisPróstata
Propiedades y usos de las plantas medicinales
5 (100%) 2 votos