Acelga: propiedades medicinales y nutricionales

La naturaleza nos provee de una serie de verduras y hortalizas que más allá de solo alimentarnos, pueden proveernos de una serie de recursos medicinales verdaderamente beneficiosos para nuestra salud. Para esta oportunidad nos complace referir sobre el caso de la acelga, una hortaliza de hojas grandes que no ha venido desde el Mediterráneo y hoy por hoy se encuentra en los platos de muchos lugares del mundo. Acompáñanos y descubre todo los detalles sobre este alimento.

¿Qué es la acelga?

Primero que nada, se debe saber que la acelga una planta que pertenece al grupo de las Quenopodiaceas.  Cabe destacar, que a este grupo de familia también lo conforman unas 1.400 especies más, siendo propias de las zonas que están cercanas a la costa o a los templados terrenos salinos. Así mismo, la acelga comparte parentesco con otras verduras frecuentes como lo son la remolacha y la espinaca.

Beneficios de las acelgas

 

¿Cuál es el origen de la acelga?

Con respecto a su origen, es sabido por medio de referencias escritas que la acelga es proveniente de las regiones costeras del norte de África y de Europa que son tocadas por las aguas del Mar Mediterraneo. Se sabe que la acelga se reproduce favorablemente en climas templados que no experimentes cambios bruscos de temperatura. Pues esto puede afectar en gran medida a la planta.

La importancia de una hortaliza como la acelga salió a la luz hace muchos siglos atrás. Es tanto así que se sabe que hacia el siglo V antes de Cristos los hombres de cultura griega tenían a esta planta como un alimento muy frecuente entre su dieta.

Y eso perduró con el paso del tiempo. De hecho, ahora en estos tiempos globalizados en los cuales nos encontramos, este alimento se ha expandido por diversos lugares del mundo. En este sentido, desde Europa se pudo expandir hacia todo lo que es Asia y América.

Investigando más a fondo sobre los orígenes de esta planta, nos encontramos con que muchos estudiosos creen que la variedad cicla de la acelga pudo haberse originado  por medio de un proceso de hibridación partiendo de la especie denominada Beta marítima, de la cual al parecer también tuvo que haber partido la remolacha de mesa en su variedad vulgaris.

Importancia de la acelga

Ciertamente, desde hace muchos siglos se conocen las propiedades alimenticias de esta planta. Sin embargo, no fue sino hasta la Edad Media cuando los árabes sean los  que comiencen a cultivarla y darse cuenta de las propiedades terapéuticas y curativas que están contenidas en esta singular planta.

Algo que causa verdadera curiosidad sobre esta planta, es que más allá de que sus propiedades son muy tenidas en cuenta desde hace mucho tiempo por griegos, romanos y árabes, a la misma se le considera como una hortaliza de bajo precio y de baja categoría.

Aunque claro está, que las razones que pueden motivar esta categorización que se le da a la acelga será motivado por el hecho de que sus cultivos suelen darse con mucha facilidad. Por lo tanto en los mercados siempre se encuentra de manera abundante y a un precio verdaderamente asequible cuando se le compara con otras hortalizas.

Pero aunque la planta se oferte a muy bajos precios, su cultivo mueve parte del comercio mundial. Por ejemplo en Europa los principales productores de acelga son Bélgica, Alemania, Holanda, Francia e Italia. Así mismo, Los estados Unidos de América y las Islas británicas son los mayores productores del mundo entero.

En el caso específico de España, el cultivo de esta verdura puede extenderse mayormente en las regiones del centro, este y norte del país. En este sentido, hay que destacar que Valencia y Cataluña se destacan como las principales comunidades productoras en todo el país ibérico.

Variedades de las acelgas

Aunque esta planta es tan cultivada e nivel mundial, lo cierto es que su cultivo presenta una diversidad muy limitada. En este sentido, su categorización o clasificación se da por medio del color, los peciolos y el tamaño que muestren sus hojas. Así mismo también es importante fijarse en grosor que muestre la penca y la rápida recuperación que se vea en el corte de las hojas.

Entonces, es así como existen dos tipos que por su gran calidad y sabor son las que más se cultivan a nivel mundial.  Estas dos son Verde con penca blanca Bressane y la Amarilla de Lyon.

  • Verde con penca blanca Bressane:

    Esta tipo se caracteriza por tener unas hojas bastante onduladas, las cuales se suelen mostrar de color oscuro con pencas muy blancas y bastante anchas. De hecho, pueden llegar a tener hasta unos 15 centímetros.

  • Amarilla de Lyon:

    Este tipo de acelgas suele darse con hojas muy grandes y onduladas, pero al contrario de las anteriores, estas presentan un color verde amarillento bastante claro. Este tipo tiene una penca de color blanco que generalmente se presentan muy desarrolladas. De hecho pueden llegar a tener una anchura de hasta diez centímetros. Hay que destacar que las de este tipo son las de mayor comercialización, mucho más que las anteriores.

Características generales de la acelga

Para saber específicamente sobre s morfología típica, es necesario que primero revisemos lo que respecta a su forma. Primeramente empecemos por el peciolo, o como comúnmente se le conoce” la penca”. Esta suele ser de tipo carnoso, siendo en algunos casos de forma alargadas, y en otras más bien gruesas y menos alargadas.

Con respecto a su color habitual, se puede decir que este variará según el tipo de acelga que se trate. Sin embargo, las más comunes son verde oscuro o bien de un verde amarillento algo claro.

Sobre el caso de las pencas o peciolos, se sabe que estas suelen ser blancas, o de una tonalidad amarillo crema, aunque en algunos casos pueden darse un tipo que las muestra de color rojo.

Sobre su tamaño y peso podemos manifestar que se recomienda cosecharlas cuando ya estas pesen de entre unos 750 gramos y 1 kilogramo. Otro indicador del momento óptimo de la cosecha, es cuando las hojas tengan una longitud de 20 a 30 centímetros y una anchura de 15 a 20 centímetros.

Por el lado de las pencas, se estila proceder al corte cuando están ya tengan de entre unos 15 a 20 centímetros de largo y de 3 a 4 centímetros de ancho.

Con respecto a su sabor, se puede decir que las pencas o peciolos presentan una textura bastante carnosa y suave. Mientras que las hojas de las acelgas presentar un sabor que se asemeja en gran medida al de las espinacas.

¿Cómo elegir bien tu acelga?

Cuando vayas al mercado donde frecuentas hacer tus compras de verduras y hortalizas, asegúrate de elegir las acelgas que presentes hojas tiernas, que se mantengas intactas y que muestren una apariencia muy fresca. Es importante que el color de las acelgas que compremos sea de un verde uniforme, teniendo las pencas brillantes y duras.

Es importante saber que aquellas acelgas que presenten hojas de un tamaño excesivo, que sean de color amarillentos, de textura áspera y tallos fibrosos, nos advierten que esta planta ya pasó por el proceso de floración o sino está a punto de hacerlo, lo cual quiere decir que sus pencas ya han desarrollado un sabor bastante amargo.

Así mismo, se deben rechazar también aquellas acelgas que presenten hojas blandas o marchitas, con lo cual nos están alertando que el alimento tiene un deterioro provocado por algún insecto.

Con respecto a su conservación, se debe saber que la acelga es una planta de corta vida. Por lo cual es muy recomendable consumirla en dos o tres días luego que se ha dado su proceso de recolección.

También se debe saber que si se tiene guardada en el verdulero del frigorífico puede llegar a conservarse por unos días más. Ahora bien, si se ha comprado la acelga fresca y se desea congelar, es de vital importancia que primero se proceda a escaldar previamente con agua hirviendo durante un tiempo de dos a tres minutos.

Mejor época para la acelga

En el caso de muchos frutos, es importante saber cuál es la mejor fecha de su cosecha. Sin embargo, para el caso de la acelga esto no importa mucho. Esto se debe a que se trata de una verdura que suele ser cultivada durante todo el año.

Pero más allá de esto, naturalmente la mejor época para que el consumamos refiere hacia los finales del otoño y el comienzo de la primavera.

En este mundo en el cual hoy por hoy nos movemos, las industrias agroalimentarias nos ofrecen acelgas procesadas de distintas formas: Primeramente fresca, cortada como la espinaca, vendidas por pencas, en forma de conservas o congelada o también por hojas combinadas conjuntamente con la de otros vegetales similares.

acelga

Propiedades nutricionales de las acelgas

La acelga es un alimento que contiene muy bajos niveles de grasas, proteínas o carbohidratos. Esto es debido a que su mayor peso se lo debe al alto grado que contiene de agua. Es por esta razón que se le considera como una verdura poco energética. Sin embargo, funciona como un alimento que tiene un alto grado de nutrientes reguladores tales como fibras, minerales y ciertas vitaminas.

La acelga se destaca por ser una de las verduras más abundante en folatos, así mismo contiene gran cantidad de beta-caroteno o provitamina A. En este sentido se sabe que sus hojas verdes son las que contienen mayor valor vitamínico.

Aunado a esto, se sabe que los folatos intervienen directamente en la producción de los glóbulos blancos y los glóbulos rojos, en lo que viene a ser la síntesis del material genético y con respecto a la formación de los anticuerpos que conforman el sistema inmunológico.

Es sabido que con respecto a la acelga, el mineral que se presenta con mayor frecuencia es el potasio. Pero no obstante, esta verdura también se destaca por su alto grado en sodio y  magnesio, los cuales son los responsables de darle su color tan distintivo. Así mismo, esta planta también es rica en calcio, hierro y yodo, sin  embargo, es mejor aprovechado el calcio y hierro que proceden de los alimentos animales.

Propiedades medicinales de las acelgas

Habiendo ya revisado todos los aportes nutricionales solo nos queda por revisar las propiedades medicinales que nos aporta esta planta. Con respecto a esto, tenemos que es muy buena para evitar la pérdida de la visión relacionad a problemas de catarata, glaucoma o simple conjuntivitis.

Por otro lado, es importante saber que la acelga nos ayuda a tener una mejor digestión de los alimentos que ingiramos.  Así mismo, también menester saber  que por su  alto contenido en ácido fólico y hierro ayuda a combatir o erradicar las anemias.

Contra la bronquitis, sinusitis y faringitis

Otra propiedad medicinal es el hecho de poder combatir algunos tipos de infecciones. Muchas veces las infecciones se nos pueden salir de las manos, no obstante, es un tema que no nos podemos tomas a la ligera, puesto que combatir con antibióticos a veces resulta ser un poco costoso y arriesgado pues suelen bajar las defensas. Es allí cuando sale a relucir los grandes poderes curativos de la acelga, la cual combate enfermedades como lo son la bronquitis, sinusitis y faringitis.

Acelga como un diurético eficaz

Para muchas personas el hecho de tener que evacuar o deponer en el baño es una misión imposible. Esto pasa cundo nuestro organismo no se encuentra en sus óptimas funciones. Sin embargo, esto no es un problema, puesto que la acelga puede ayudarnos a mantener buen tránsito intestinal, evitando así todo tipo de estreñimiento.

También se pudo constatar por medio de la medicina natural que la acelga puede llegar a prevenir la aparición de las molestas hemorroides.

Si estas en la búsqueda de perder unos kilitos que tienes de más, este es uno de los alimentos que te son más favorables. Esto debido a que al igual todas las verduras, es  excelente para una dieta baja en grasas y en carbohidratos.

Así mismo, por sus cualidades diuréticas, es muy favorable para poder eliminar los líquidos que se encuentran retenidos en el organismo.

 

 

Acelga: propiedades medicinales y nutricionales
Califica este artículo