Plantas medicinales para los vómitos

Para controlar los vómitos existen diferentes medicamentos, estos son llamados antieméticos, que podemos encontrar en las farmacias. Pero también tenemos los llamados antieméticos naturales o plantas medicinales para los vómitos.

Plantas medicinales para los vómitos

Los antieméticos naturales los podemos encontrar en numerosos lugares, estos nos ayudarán de una manera más sana a combatir esta reacción de nuestro cuerpo. Las plantas medicinales antivomitivas nos pueden servir principalmente a evitar la deshidratación causada por la pérdida de líquidos y electrolitos, además de disminuir las náuseas.

Pero ¿Qué es el vómito? El vómito es la eliminación o expulsión de los alimentos de nuestro estómago a través de nuestra cavidad bucal, también recibe el nombre de emesis. Esto es una reacción natural de nuestro organismo cuando este se ve afectado por alguna enfermedad.

Antes de que los alimentos sean expulsados de nuestro cuerpo, se tiene una sensación llamada náuseas.  El vómito es una forma del cuerpo de eliminar la sustancia que está causando el malestar, esta reacción puede ser presentada tanto por niños como por adultos.

Síntomas comunes con los que podemos reconocer los vómitos

Cuando nuestro organismo intenta expulsar los alimentos y sustancias de nuestro cuerpo a través del vómito, este nos alerta a través de ciertas sensaciones que podemos aprender a reconocer.

  • Náuseas o sensación de asco.
  • Debilidad.
  • Sudoración.
  • Hipotensión.
  • Aumento de la salivación.
  • Mareo.
  • Incremento de la frecuencia cardíaca.
  • Palidez.
  • Dolor abdominal.

Plantas medicinales para evitar o controlar los vómitos.

Existen plantas medicinales que nos pueden ayudar a controlar los síntomas del vómito, además de ayudarnos a evitar la expulsión de los alimentos de nuestro cuerpo. Algunas plantas pueden ser usadas tanto por niños como por adultos.

Las plantas medicinales antivomitivas son usadas principalmente en forma de infusión y algunos casos administradas como gotas, masticadas o inhalando su olor. Las plantas más usadas para controlar este mal son: Melisa, menta, jengibre, anís e hinojo.

Melisa

La melisa o también llamada toronjil, es una hierba que posee dentro de sus componentes propiedades digestivas, ayuda a controlar los malestares estomacales como las náuseas.

Para consumir esta planta lo más recomendable es hacerlo en forma de infusión.

Infusión de melisa.  Esta se prepara añadiendo 2 cucharadas de hojas secas de melisa o toronjil en una taza de agua, ponemos a hervir durante 10 minutos. Dejamos reposar, colamos y tomamos 3 veces al día hasta sentir mejoría.

Menta

La menta es una planta medicinal que nos ayuda con los procesos digestivos y malestares estomacales, también ayuda a controlar las náuseas.

Para mejorar se puede masticar unas hojas frescas de menta, lo que disminuirá los síntomas que causan los vómitos. También se puede tomar en forma de infusión.

Infusión de menta. En una taza de agua agregamos una cucharada de menta fresca junto con un chorrito de limón o naranja, dejamos hervir por 5 minutos, dejamos reposar y colamos. Podemos tomar esta preparación 3 veces al día.

Jengibre

Esta raíz aumenta las enzimas digestivas y ayuda a mejorar la digestión. Está indicado para controlar las náuseas y evitar los vómitos. Se recomienda tomar el jengibre en forma de té.

Té de jengibre. Se puede preparar añadiendo una media cucharada de jengibre rallado en medio litro de agua, cocinar durante 5 minutos, colar y endulzar con miel al gusto. Se recomienda tomar como máximo 2 tazas al día.

Anís

El anís es conocido por crear una capa protectora de la mucosa intestinal, además de servir como un estimulante de la digestión. Es efectivo para controlar las náuseas y vómitos.

Una manera de consumir esta semilla es masticándola, esto aliviará de una manera rápida las náuseas, otra forma es preparándolo como té.

Té de Anís. Colocar a hervir por 5 minutos una taza de agua con una cucharadita de anís, dejar reposar, colar y tomar cada 8 horas.

Hinojo

El hinojo es una planta que favorece la digestión de manera natural, posee propiedades que disminuyen las náuseas. El consumo de sus semillas alivian los malestares estomacales.

Podemos hacer uso de ella bien se masticándola o como infusión.

Infusión de hinojo. Hervir 2 cucharaditas de hinojo en ½ litro de agua por 10 minutos. Dejar reposar, colar y tomar dos veces al día.

Precauciones y recomendaciones

El consumo de plantas medicinales para cualquier afección debe realizarse bajo ciertas precauciones, ya que pueden causar reacciones adversas en algunas personas.

  • Es importante saber que en caso de vómitos, lo más peligroso es la deshidratación, por eso además de consumir cualquier tratamiento debes estar bien hidratados.
  • En niños y mujeres embarazadas se debe consultar primero al especialista.
  • El té o infusiones deben consumirse tibios o calientes.
  • Beber las infusiones de a poco y no en grandes cantidades.
  • Comer en pocas cantidades, con un bajo contenido en grasas y azúcares para un alivio más rápido y efectivo.
  • Si los síntomas no mejoran en 24 horas o tiene alguna reacción adversa, acudir de inmediato a urgencias.