Cola de Caballo

Llamada así por su parecido con la cola de estos animales. Crece en sitios húmedos y sombreados, sobre todo en las orillas de los ríos. En la antigua Grecia era conocida por su poder para curar y cicatriza heridas. Es una planta que contiene muchas sales minerales, entre ellas potasio, sílice y vitamina C.

La cola de caballo es una planta medicinal que contiene minerales como potasio, sílice o vitamina C.

Propiedades de la cola de caballo

Una de las propiedades más importantes y por la que más es conocida esta planta medicinal es por ser una excelente diurética y recomendada en todas las enfermedades en las que interesa activar la función de los riñones.

En los procesos asmáticos sirve de gran ayuda. Para nuestra piel asimismo también es muy beneficiosa y combate eficazmente los herpes y hongos. Como hemos comentado al principio, la cola de caballo contiene muchos minerales, tal es así que es recomendada para los huesos y les aporta todos los minerales necesarios que van perdiendo por el paso de los años.

Actualmente se utiliza mucho para bajar de peso ya que a la vez que elimina líquidos del cuerpo arrastra con ellos todas las toxinas que tenemos en nuestro organismo.

Los deportistas también confían en esta planta por su utilidad a la hora de desinflamar músculos y articulaciones sobrecargadas por el esfuerzo, además actúa de forma positiva en la flexibilidad de los tendones gracias al equiseto, su principal componente que lo convierte en un buen reconstituyente.

Para terminar decir también que puede evitar la aparición de canas por su alto contenido en sílice, el principal elemento del tejido conjuntivo, también impide la aparición de caspa y evita la caída del cabello y lo fortalece y rejuvenece.

Contraindicaciones de la cola de caballo

Aunque ofrece muchos beneficios y ventajas para nuestra salud se aconseja no tomarla más de seis semanas seguidas ya que puede irritar el tracto digestivo así como también evitarla cuando se  haya consumido aspirina o antiinflamatorios.