Diente de León

Califica este artículo

El diente de León es una planta medicinal frecuente de nuestros prados y jardines, conocida por su popular flor amarilla que se convierte después en una bola con pelusa blanca, y que la convierten en el juego de niños al soplar y salir sus semillas volando.

El diente de León es una planta medicinal frecuente de nuestros prados y jardines

Su parte más utilizada es la raíz, con propiedades amargas y que tiene numerosos beneficios para nuestra salud aportando además muchos minerales y vitaminas. Se realiza con esta planta un jugo empleado para afecciones del sistema urinario y digestivo.

Propiedades y para que sirve el diente de león

Su riqueza en vitaminas A, B, C y  D y en minerales como el calcio  la convierten en un suplemento muy nutritivo para reforzar nuestra sangre y limpiarla, aumenta la cantidad de glóbulos rojos y ademas contiene una cantidad importante de hierro por lo que es recomendada para mejorar la anemia.

Otra de las afecciones de la sangre que se ve beneficiada por el diente de león es el ácido úrico ayudando a eliminarlo.

Es muy útil en la diabetes porque su raíz contiene unos azúcares más asimilables por las personas que padecen esta enfermedad.

Hemos comentado que se utiliza su jugo para vías urinarias, esta limpia los riñones y remedia infecciones urinarias, combate las piedras en los riñones disolviéndolas y eliminándolas eficazmente. El sabor amargo que tiene hace al diente de león una planta medicinal saludable para el hígado y lo descongestiona.

Los problemas de la piel también pueden ser tratados con el diente de león, entre ellos los eccemas y las erupciones cutáneas. Nos podemos aprovechar de sus propiedades añadiendo sus hojas a las ensaladas, de la raíz se obtiene una rica cerveza y de la raíz como hemos dicho anteriormente se puede realizar un jugo que se elabora macerando trozos de la planta hasta obtener todo su jugo y tomando hasta dos cucharadas soperas en ayunas y una cucharada de café cada dos horas.

Contraindicaciones del diente de león

Aunque no tiene efectos secundarios importantes que indicar si es conveniente que las mujeres embarazadas y en la lactancia no la ingieran, ni en casos de gastritis. Tampoco consumirlo si se está en tratamiento con antibióticos ya que puede reducir su efecto.