Plantas para el resfriado común

El resfriado común o catarro es una infección leve que se produce en el sistema respiratorio de tipo viral y se contagia por contacto directo. Los síntomas aparecen de 2 a 3 días y, en algunos casos, hasta una semana después de haber contraído el virus.

Se puede decir que tenemos resfriado cuando presentamos estornudos, congestión nasal, irritación de garganta, ronquera, tos, dolor de cabeza, fiebre leve y escalofríos. Aunque estos síntomas pueden variar en cada persona.

En este artículo vamos a describir las plantas medicinales que son más efectivas para prevenir y  tratar el resfriado común y así conseguir alivio de los síntomas.

plantas-para-el-resfriado

Plantas medicinales para prevenir el resfriado común

Té verde. Por su alto contenido de vitamina C y antioxidantes, el té verde ayuda a evitar el contagio de resfriado e infecciones de las vías respiratorias. Si lo que buscamos es prevenir el resfriado común, lo mejor que podemos hacer es incluir en nuestros hábitos diarios una taza de té verde. Si ya nos hemos contagiado, puede prepararse una infusión con esta hierba, agregando además el zumo de medio limón y una cucharada de miel para aliviar los síntomas.

Jengibre. Si lo que deseas es aumentar tus defensas, nada mejor que el jengibre. Tenerlo en casa será su mejor aliado para prevenir el resfriado común. Con un poco de té de jengibre podemos olvidarnos del dolor de garganta y nos ayudará a combatir enfermedades respiratorias.

Astrágalo. Es una planta medicinal, tradicional de la china, usada habitualmente para aumentar la vitalidad y combatir enfermedades crónicas. Muy conocida por combatir la fatiga y el cansancio, esta planta es un excelente estimulante del sistema inmunológico y es coadyuvante en la recuperación de afecciones del aparato respiratorio. La forma común de tomar el astrágalo es preparando una infusión usando sus hojas  o su raíz molida.

Plantas medicinales para el tratamiento del resfriado común

Eucalipto. El eucalipto es oriundo de Australia, sus hojas tienen propiedades expectorantes, descongestivas, antibacterianas y activadoras las defensas naturales.

Remedio casero con eucalipto. Colocar al fuego ½ litro de agua en una olla, cuando el agua comience a hervir agregar 5 hojas de eucalipto seco, dejar en ebullición por 5 minutos y luego retirar del fuego. Se debe ingerir 3 veces al día (preferiblemente tibio), con esto se logrará descongestionar las vías respiratorias y calmar los síntomas de la gripe.

Tomillo. Es una planta herbácea que refuerza el sistema inmunológico, es expectorante y mejora el sistema respiratorio por su condición de antiséptica. El tomillo es un potente antibacteriano, muy útil para calmar la tos, utilizado frecuentemente para tratar infecciones que afectan el pecho y la garganta, e incluso bronquitis.

Remedio casero con tomillo. En 1 taza de agua hirviendo agregar 1 cucharada de tomillo, separar del fuego y dejar reposar de 5 a 10 min, a continuación colar. Tomar una taza de esta esta infusión tres veces al día, hasta que desaparezcan los síntomas.

Ajo. Son bien sabidos los usos culinarios del ajo, sin embargo poco se sabe de los beneficios que aporta su consumo. El ajo crudo tiene propiedades bactericidas, depurativas y antisépticas que nos ayuda a combatir los virus y bacterias que entran a nuestro cuerpo, también es muy útil para atacar las infecciones del aparato respiratorio.

Remedio casero con ajo. existe una infusión con ajo muy conocida que consiste en picar 3 ajos en pequeños trozos (lo más pequeño posible) y hervirlos en 1 litro de agua por lo menos 10 minutos, colar y dejar reposar 5 minutos, preferiblemente tomarlo tibio. Aunque se recomienda consumirlo en su forma cruda, ya que al cocinarlo pierde en 90% sus propiedades curativas.

Regaliz. El regaliz es una de las plantas más recomendadas para el tratamiento del refriado común por sus propiedades antivíricas, reduce las mucosidades respiratorias y alivia los dolores de garganta. Tiene la cualidad de ser un poderoso expectorante. Para hacer infusiones se usa su corteza.

Se debe consumir con mucho cuidado, ya que en exceso disminuye la cantidad de potasio del cuerpo. No se debe consumir si se sufre de diabetes o si está embarazada.

Salvia. Considerado un excelente supresor de la ronquera y el dolor de garganta, la salvia es antiinflamatoria y reduce bastante el exceso de mucosidades.

En España es frecuente el consumo de infusiones de salvia. Estas se hacen agregando 15 gr de sus flores y hojas a 1 litro de agua hirviendo y después de 5 minutos se retira del fuego, luego se agrega una cucharada de miel, por último se deja reposar 10 minutos antes de tomar.

Recomendaciones

Por lo general los síntomas del resfriado común deben desaparecer al cabo de 5 días o una semana. Si con estos tratamientos no ha alcanzado alivio, acuda al médico, para descartar alguna enfermedad más complicada.

Es importante resaltar que los tratamientos con plantas medicinales son auxiliares y no sustituyen a los medicamentos recetados por un médico. Si se está embarazada o se padece de una enfermedad crónica, se debe consultar al especialista antes de tomar cualquier tipo de infusiones.