Ajo

El ajo además de ser el compañero culinario más conocido en nuestras cocinas es también un gran aliado de la salud. Proveniente de Asia y  conocido desde hace más de 5000 años, siempre se le han otorgado propiedades antibióticas.Todas las civilizaciones sin tener contacto entre ellas sacaron las mismas conclusiones en cuanto a las propiedades y beneficios del ajo para la salud y el tratamiento de enfermedades.En la Antigua Grecia, en los primeros Juegos Olímpicos los atletas lo tomaban antes de las competiciones para mejorar el rendimiento y la resistencia. los antiguos egipcios también lo usaban para dárselo a los esclavos que construían la pirámide de Keops y darles fuerza hasta su utilización. En la antigua civilización China y Japonesa ya se utilizaba el ajo como conservante de alimentos, para ayudar en los estados depresivos y para aumentar el deseo sexual masculino y ya en acontecimientos más recientes como las dos guerras mundiales se uso como antiséptico y para luchar contra la gangrena en las heridas.

El ajo es un de antibiótico natural, considerado como el mejor y también es antibacteriano

Beneficios y propiedades medicinales del ajo

Ya a quedado claro que la propiedad más importante del ajo es la de antibiótico natural, considerado como el mejor y todo gracias a su compuesto secundario llamado alicina este compuesto fue descubierto en 1944 y tiene numerosas propiedades y a cual mejor, una de ellas es la de reducir el LDL conocido como colesterol malo y aumentar el colesterol bueno ayudando así a prevenir enfermedades del corazón y sistema circulatorio, además encontraremos en la alicina la virtud de estimular el sistema inmunitario, aumentando la proliferación de células T y restaurando los anticuerpos, en cuánto a algunas de las bacterias más importantes que puede combatir es la Escherichia Coli que se aloja en el estómago y puede causar fuertes diarreas y la Salmonella, la famosa salsa Ali-oli realizada con mayonesa y ajo crudo pierde todo el peligro de ser infectada con Salmonella.

El futuro de la Alicina en la medicina puede ser importantísimo dado a la resistencia que las actuales bacterias tienen frente a los antibióticos de hoy en día que ya están quedando obsoletos, hablándose ya de la aparición de superbacterias imposibles de eliminar con los medios actuales, con una pequeña cantidad de esta sustancia los últimos estudios científicos ya han demostrado que las bacterias pueden ser eliminadas y frenadas prácticamente en su totalidad.

La mayor y mas letal de las enfermedades actuales, el cáncer, también puede ser tratado con el ajo porque los resultados de numerosos estudios han arrojado un esperanzador dato, inhibe la formación de nitrosaminas, que para entenderlo mejor, son unas sustancias que colaboran en el crecimiento de celúlas cancerosas sobre todo en el estómago o el colon, es en el aparato digestivo donde se encuentra  la bacteria Helicobacter Pylori y que puede provocar cáncer, el ajo consumido regularmente crudo juega un papel fundamental para eliminar esta peligrosa bacteria de nuestro organismo.

Para las personas que sufren de hipertensión también es de gran utilidad, consumiéndolo frecuentemente notarán que sus altos niveles vuelven a la normalidad al igual que los niveles altos de colesterol mejorarán.

Para que el ajo mantenga todas sus propiedades lo ideal es tomarlo crudo pero surge el problema de que es de sabor y olor muy fuerte, para ello la solución es masticar después de ingerirlo unas amitas de perejil o un grano de café o partirlo en pequeños trozos y tomarlo con agua sin mastica como si de una capsula se tratase, con tomar medio o un diente de ajo entero al día ya estaremos mejorando nuestra salud. También se puede utiliza en tintura y en cápsulas aunque pierde más propiedades, aún así sigue siendo aconsejable.

Contraindicaciones

Algunas personas pueden tener náuseas y vómitos si no toleran bien alguno de los compuestos del ajo, para estas personas es aconsejable tomarlo en cápsulas y con abundante agua.