Plantas medicinales para el asma

El asma es una enfermedad de carácter crónico del sistema respiratorio que bloquea los pulmones, dificultando la espiración, provocando tos y sonidos parecidos a silbidos en el pecho.

Plantas medicinales para el asma

Es una enfermedad seria que si no se trata puede provocar la muerte, por eso al mínimo síntoma hay que acudir a nuestro centro médico. El tratamiento que nos indiquen lo podemos combinar con algunas de las plantas medicinales para el asma. Entre ellas:

EucaliptoLas tres principales propiedades de esta planta tan conocida son la de antiinflamatoria, antimicrobiana y expectorante, esta combinación hacen del eucalipto una de las mejores plantas que podemos encontrar para las enfermedades respiratorias, pero ya que el asma en una enfermedad inflamatoria es la primera de las propiedades la más acertada para esta dolencia.

Los vapores que podemos aspirar resultantes de una decocción de un puñado de eucalipto en 1 litro de agua ayuda a prevenir y aliviar esta enfermedad respiratoria si ya la padecemos.

Enebro. El enebro contiene terpineol, una de sus sustancias más destacables que tiene la capacidad de combatir y controlar el asma reduciendo a la vez los ataques de tos que provoca el asma. Con sus bayas podemos elaborar una maceración en la que añadiremos 5 cucharadas de bayas secas en 1 litro de vino blanco durante toda una semana, filtrar y beber un par de copas por día.

Ginkgo Biloba. Esta planta medicinal parece ser que inhibe una sustancia química que colabora en la inflamación de las vías respiratorias que causa el asma y en mejorar el funcionamiento de los pulmones, por lo que tomar extractos de esta planta puede ayudarnos a hacer más llevadera está enfermedad.

La mejor manera de tomarlo es en cápsulas de 60 a 240 miligramos sin pasarse de estas cantidades ya que puede producir irritabilidad.