Hierbas medicinales seguras para niños

Existen muchas hierbas medicinales seguras para niños usadas como plantas medicinales

Los niños son los más susceptibles a diversos tipos de enfermedades virales e infecciosas debido a un sistema inmune bajo. Existen muchas hierbas medicinales seguras para niños usadas como plantas medicinales, que nos pueden ayudar cuando estos presentan alguna afección o dolencia.

Existe gran variedad de hierbas saludables, cada una con su propio conjunto de características. Muchas hierbas se pueden convertir en deliciosas bebidas, para apaciguar a los niños. Se puede servir en infusiones tibias, a temperatura ambiente o congelada.

Los remedios procedentes de la medicina naturista te pueden ayudar a resolver pequeños trastornos en tu hijo. Sin embargo debemos consultar al especialista antes de usar cualquier hierba.

Aunque el efecto es más lento que con fármacos convencionales, las plantas medicinales tienen la ventaja de que su acción es más duradera, tienen menos efectos secundarios y pueden utilizarse en tratamientos prolongados.

Enfermedades como resfriados, fiebre, catarros, diarreas, vómitos entre otras, pueden ser  atacadas con hierbas medicinales seguras para niños.  Es importante que antes de administrar cualquier hierba a un niño se asegure que puede ser consumida por él.

Tipos de hierbas medicinales seguras para niños

Al elegir qué planta usar con su hijo, es importante que realice una investigación previa. Un buen libro herbario es una excelente opción para consultar cuando lo necesite. Recordemos que ninguna hierba es segura para todas las personas. También puede utilizar la información que se ofrece a lo largo de este artículo sobre hierbas individuales, incluidas sus propiedades y cómo usarlas.

Hierbas con vitaminas y minerales para nutrir el cuerpo

Estas plantas tienen la capacidad de ofrecer altas cantidades de vitaminas, minerales y otros fitoquímicos que son absorbidas fácilmente por el organismo. Como ejemplo tenemos el famoso diente de león.

El diente de león mejora la salud y la función del cuerpo Diente de león

Ayuda a la secreción de jugos digestivos y estimula el sistema nervioso parasimpático, Promueve la producción de orina y la excreción de agua. Mejora la salud y la función del cuerpo al aumentar la eliminación de los desechos metabólicos de la piel, el hígado, los riñones, la linfa y los intestinos.  Puede ser usada como té, infusión o para preparar golosinas herbales para niños, como paletas heladas, licuados e incluso gelatina.

Hierbas para el sistema nervioso y la ansiedad

Estas plantas son maravillosas para ayudar a calmar el nerviosismo y las ansiedades, por ejemplo cuando los niños están nerviosos sobre el primer día de clases o si se acerca una gran actuación. Estas hierbas también proporcionan una mano tranquilizadora cuando los niños se cansan tanto y están conectados. Como ejemplo tenemos la Manzanilla.

Manzanilla

Una infusión es una forma común de usar manzanilla. Un té suave con esta planta ayudará a calmar los nervios de su hijo, pero si lo que desea es que duerma mejor y tenga un sueño placentero deberá preparar una infusión concentrada. Los niños y adultos con alergias a la ambrosía deben evitar el uso de la manzanilla.

Hierbas antimicrobianas, para la congestión nasal, dolores de garganta, tos y dolores de estómago

Estas hierbas tienen diferentes usos que pueden ayudar a su hijo a sentirse mejor, poseen propiedades antimicrobianas, analgésicas,  antialérgicas, descongestionantes. Son muy útiles para tratar afecciones de manera natural y sin salir de casa. Como ejemplo tenemos  el tomillo.

Tomillo

El tomillo es definitivamente una hierba imprescindible durante la temporada de resfriados y gripe. También es una increíble hierba para niños. El tomillo contiene altas cantidades de aceites volátiles que son altamente antimicrobianos y ayudan a combatir las infecciones. Es especialmente útil para enfermedades respiratorias, tos y dolores de garganta.

Durante las infecciones respiratorias, los aceites pueden ayudar a relajar los conductos, aflojar la flema y resolver una tos espasmódica. Esto se puede lograr respirando los aceites aromáticos y tomando un té.

Dosis usadas para los niños

Aunque la hierba medicinal que usted eligió para su hijo es segura, es importante que también tome en cuenta las cantidades recomendadas para dar a un niño. Existen ciertas reglas y recomendaciones que debemos seguir para dar la dosis correcta, estas se basan en el peso o la edad del niño. Dos de estas reglas son: la regla de Fried,  la regla de Young y la regla de Clark.

Regla de Fried

Se usa para niños menores de 2 años. Se basa en la edad en meses del  niño con la dosis del adulto. La dosis del niño se calculará dividiendo la edad en meses entre 150 y ese valor se multiplicará por la dosis indicada para un adulto en mg.

Regla de Young

Esta regla se basa en la edad del niño, es útil hasta los 12 años de edad. La dosis para un niño se calculará dividiendo la edad en años del niño entre la edad en años más 12 y ese resultado se multiplicará por la dosis del adulto en mg.

Regla de Clark

Esta regla se basa en el peso del niño, use el peso en libras, nunca en Kg y toma como referencia la dosis de un adulto, puede ser usado por cualquier paciente pediátrico. Para obtener la dosis para su hijo en mg, lo primero que debe hacer es tomar el peso del infante y divídalo entre 150 y ese resultado lo va a multiplicar por la dosis recomendada para un adulto en mg.

Antes de dar hierbas seguras para niños. consultar con un especialista.Recomendaciones de seguridad

Antes de dar cualquier medicina a un niño bien sea natural o convencional es importante consultar con un especialista. Sin embargo los padres a veces toman la decisión de automedicar, en estos casos lo más recomendable es informarse bien de lo que le va a dar a su hijo. Existen algunas recomendaciones que debemos seguir.

  • Realice la prueba de frotado para verificar si es alérgico.
  • Si después de 24 horas no observa mejoría acuda al médico de inmediato. Sin esperar más.
  • No sobrepase la dosis recomendada.
  • No ignore ningún síntoma, esté atento a cualquier cambio o efecto en el niño.
  • Si está bajo un tratamiento convencional, verifique su interacción con la hierba medicinal antes de dar al niño.