Limón

Amarillo cuando está maduro, de forma ovalada, con una punta cónica, ácido… seguramente ya has averiguado que estamos hablando del limón, un cítrico con una larga historia y unas propiedades impresionantes. El limonero, el árbol que nos ofrece este excepcional fruto, puede alcanzar hasta 5 metros de altura y da multitud de flores blancas. Del limón se puede aprovechar su jugo pero también su corteza tanto en la cocina como en la medicina natural, esta corteza contiene un aceite esencial muy valorado que se extrae por la presión en frío de la cáscara.

limon

El limonero procede de Asia Central y fue introducido posteriormente en España por los árabes en el siglo XII, los españoles se encargaron después de llevarlo a América, actualmente se cultiva habitualmente en regiones de clima templado.

Antiguamente se utilizaba el limón  para curar las heridas producidas en la guerra, envolviendo  la herida con gasas empapadas en jugo de limón, además de que el paciente tenía que consumir abundante zumo para ayudar en la curación.

La destacable cantidad de ácido ascórbico (vitamina C) y minerales  como el calcio y el fósforo que contiene el limón lo convierten en el cítrico más potente y con más utilidades para la salud, gracias a su vitamina C era una de las principales provisiones en las travesías en barco  siglos atrás para combatir o prevenir el escorbuto, enfermedad que se produce  por la falta de esta vitamina y que en estos largos viajes hacía falta reponer. Vamos a exponer algunas de sus numerosas virtudes:

Propiedades y beneficios del limón

Cuándo hay que hablar de las propiedades que tiene el limón para la salud es mejor decir que sirve para casi todo y es que la lista de dolencias que pueden ser tratadas con este cítrico es muy extensa, por eso vamos a hablar de las más importantes, decir que sus mejores compañeros para la alianza en el cuidado de nuestra salud son el ajo y la cebolla con los que se prepara multitud de remedios naturales, pero vamos a centrarnos en el limón en solitario.

El limón por así decirlo podríamos afirmar que es un gran devorador de ácidos e impurezas que se encuentran en nuestra sangre y organismo, tomar su jugo arrastra todo lo que le sobra al cuerpo y lo elimina eficazmente , otorgándole por estas razones el papel de ser uno de los frutos más importantes con efecto depurativo y desintoxicante, además es un potente bactericida y germicida, pocas bacterias, hongos y virus resisten a su poder, tal es su fuerza que en muchos hospitales se utiliza para la desinfección de las habitaciones de los enfermos  y matar los gérmenes que circulan por el aire, se ha demostrado que puede exterminar hasta un 50% de las bacterias que conocemos hoy en día.

Otra de las enfermedades en la que es muy utilizado el limón es en la hipertensión arterial, gracias a sus polifenoles  en compañía de su vitamina C que favorece el buen estado de salud de las venas y arterias y la limpieza de sangre que realiza este fruto diluyendo todo lo que le molesta para la normal circulación sanguínea regula y normaliza la tensión hasta sus valores normales.

Si sufres de acidez estomacal no dudes en probar el limón como tratamiento, y suena contradictorio por la acidez de este fruto pero muchos pacientes reportan una mejoría y reducción importante  del ardor estomacal, simplemente chupando un limón partido este produce un efecto alcalino neutralizando el ácido del estómago.  Resumimos ahora en varios puntos otras propiedades de este cítrico:

  • Mejora la función hepática porque desintoxica las células del hígado y desinflama este órgano. También elimina la grasa acumulada en él.
  • En la gota o ácido úrico nos beneficia su consumo ya que como hemos dicho elimina ácidos y los residuos que crean estos los cuales se acumulan en las articulaciones.
  • Cuándo se sufre dolores e inflamaciones de garganta o cuando existe infección en las anginas era y sigue siendo habitual consumir helado de limón aunque desgraciadamente los helados de hoy en día ya no aportan el mismo beneficio que los que se elaboraban años atrás por la cantidad de conservantes, colorantes y grasas que contienen, por eso es conveniente consumirlos lo más naturales posibles sin ningún añadido, pero también existe la receta de un jarabe que podemos realizar para tratar esta dolencia, estos son los ingredientes y la elaboración:

Ingredientes

10 rábanos, 200 gr de miel, 1 taza de zumo de limón y ½ taza de agua.

Preparación

Licuar los rábanos con el zumo de limón y el agua, colar y después se le agrega toda la miel. Se hierve todo junto a fuego lento hasta que se reduzca a la mitad alrededor de 30-40 minutos. Esta reducción tiene que quedar un poco espesa. Tomaremos 3 cucharadas cada 4 horas.

Para uso general existe la famosa cura del limón que es conveniente que la controle un médico o neurópata ya que el tratamiento se alarga durante 18-20 días, esta cura tiene que ir acompañada de una alimentación lo más saludable posible con verduras, frutas y zumos en cantidad para que el tratamiento de sus frutos.

Esta cura consiste en aumentar progresivamente la cantidad de limón a ingerir hasta que lleguemos a consumir el zumo de 8 o 9 limones al día y siempre diluido con agua tibia y fundamentalmente por la mañana en ayunas. Este sería el proceso: empezaríamos el primer día con el zumo de un limón exprimido, el segundo día el zumo de dos limones y seguir aumentando la dosis a razón de un limón más cada día hasta llegar a los 8 o 9 como hemos dicho antes, luego ya disminuiremos a razón de un limón diario y prolongar la cura 10 o 11 días más.

El limón no causa apenas efectos secundarios de importancia pero si hay gente que no lo tolera muy bien debido a su acidez que les puede producir alergias, acidez o molestias estomacales, para ello lo pueden sustituir por naranja o pomelo que ofrecen también muchos beneficios, por lo demás no crea mayores problemas.