Cebolla

Califica este artículo

Le toca el turno a la cebolla que al igual que el ajo podríamos escribir páginas y páginas sobre ella. Otra de nuestras habituales compañeras de nuestra gastronomía se presenta también como una completa planta curativa. Combinada con ajo y limón refuerza aún más su poder curativo.

En Egipto alcanzó una gran popularidad en la época de los faraones, de hecho está representada en las cámaras funerarias de los más importantes personajes de la época, después se difundiría a otras grandes culturas como la griega y la romana para el tratamiento de trastornos digestivos y depuración de la sangre.

Actualmente la cebolla sigue gozando de la misma fama y se ha demostrado recientemente que lucha contra el envejecimiento prematuro al ser uno de los mejores antioxidantes naturales que se conocen.

La cebolla es uno de los mejores antioxidantes naturales que se conocen

Propiedades de la cebolla

Es junto con el ajo el mejor antiséptico que existe (de desinfección externa) con acción antibacteriana y fungicida, si se produce la picadura de una abeja solo hay que cortar la cebolla cruda y frotarse sobre la herida. Al estimular la circulación sanguínea y limpiar la sangre la presión arterial se puede reducir considerablemente al comer cebolla habitualmente.

La cebolla juega uno de los papeles más importantes en la lucha contra el colesterol, un problema tan cotidiano hoy en día y difícil de erradicar debido a la cantidad de desechos que tiene nuestra sangre por tanto conservante, colorante y toxinas generadas por la gran cantidad de comida chatarra que ingerimos actualmente, pues la cebolla actúa de manera eficaz contra él  gracias a los componentes minerales como el potasio y químicos que la componen y que atacan directamente a las placas de colesterol, por ejemplo el huevo es un alimento que favorece mucho la producción de esta dolencia, pues si ingerimos el huevo con cebolla el colesterol se ve reducido notablemente.

El aparato digestivo también agradece y mucho el consumo de cebolla cruda, esta aumenta la secreción de jugos gástricos y mejora la digestión de los alimentos y no solo eso, además elimina cualquier parásito que podamos tener alojado en el aparato digestivo. Estudios recientes arrojan unos resultados positivos en la lucha de la cebolla contra el cáncer, su poder antioxidante y sus componentes azufrados que la componen podrían evitar la aparición de células cancerosas sobre todo en el estómago. Estas son las propiedades más importantes de la cebolla pero tiene muchas más que más adelante ya comentaremos. Como ven es un alimento que no puede faltar en nuestra despensa.

Contraindicaciones de la cebolla

En casos de gastritis o acidez estomacal mejor no consumirla ya que podría agravar estas situaciones.