La alcachofa: propiedades curativas y beneficios

La alcachofa tiene como nombre científico Cynara Scolymus, se conoce también como  alcachofera o alcaucil. En su estado natural son denominadas cardo. Tiene su origen en el nombre árabe ‘al-Khars hof’. Las alcachofas han sido apreciadas desde tiempos antiguos por sus propiedades curativas y beneficios, además eran consideradas un excelente afrodisíaco.

Hoy revelaremos todo lo que debes saber sobre la alcachofa: propiedades, beneficios y usos medicinales; así como las características propias de la hierba. También facilitamos algunos consejos para cultivar y cosechar.

Las alcachofas se pueden encontrar en: Europa, Medio Oriente, América y con menor frecuencia en Asia. Se desarrolla en climas mediterráneos,  también crece salvajemente donde exista un clima templado.

la alcachofa: propiedades y beneficios

Se conocen registros donde los antiguos griegos y romanos utilizaban esta planta como alimento. En el siglo IV aC, el historiador griego Teofrasto escribió sobre ella en la “Historia de las plantas”. En el norte de África durante la excavación de la cantera Mons Claudianus del período romano se encontraron semillas de alcachofa.

Existe un mito griego que cuenta que la alcachofa era una bella mujer conocida como Cynara que vivía en la isla de Zinari. El dios Zeus se enamoró de ella y la convirtió en una diosa, pero Cynara al extrañar mucho su familia y hogar decidió regresar. Esto enojó a Zeus quien la convirtió en la primera alcachofa. Se cree que el nombre científico de la alcachofa ‘Cynara’ deriva del nombre de la mujer.

Características de la alcachofa

Son un alimento versátil, que puede apoyar los procesos de digestión y reducir los niveles de colesterol. Aunque muchos lo consideran un vegetal, es una verdura de primavera. Además de sus propiedades nutricionales, la alcachofa posee numerosas propiedades medicinales.

La planta de alcachofa tiene hojas pinnadas lobuladas de color verde oscuro, que pueden alcanzar hasta 60 cm. Esta planta podría llegar a tener 1,5 metros de altura, posee un tallo erecto y robusto. Sus hojas poseen diferentes características y formas que pueden variar según el tipo de alcachofa cultivada.

Las flores que encontramos en la parte superior de los tallos, son carnosas y comestibles, se agrupan para formar un cilindro o cono y en la parte superior tienen pétalos morados. La parte inferior conocida como corazón es usada para muchas preparaciones culinarias.

la alcachofa y sus propiedades medicinales

Propiedades de la alcachofa

El sabor amargo y agridulce del vegetal es indicativo de cinarina, un compuesto natural, que encuentra en el corazón de la alcachofa conocido por estimular la actividad de la vesícula biliar y la digestión. Protege nuestro organismo de infecciones y toxinas, reduce el colesterol, los triglicéridos y es un excelente diurético. Es altamente recomendado para quienes padecen diabetes, ya que reduce el nivel de azúcar en la sangre.

Las alcachofas contienen minerales como: potasio, hierro, fósforo, sodio, manganeso, cobre, zinc. También están presentes los compuestos manitol, ácido clorogénico, tanino, inulina, flavonas, vitaminas A, B y C.

La alcachofa es un excelente antioxidante efectivo para la prevención de enfermedades cardiovasculares y arterioescleróticas

Nombraremos las 6 propiedades medicinales más importantes que nos puede proporcionar esta planta: hepática, diurética, antioxidante, antidiabética, indigestión y estreñimiento e hipertensiva.

Hepática

El extracto de hoja de alcachofa disminuye los niveles de grasa y colesterol en el hígado. El ácido clorogénico y la cinarina que contiene esta verdura ayudan al hígado a producir bilis, que es importante para la digestión de las grasas, así como para expulsar las toxinas del cuerpo.

Diurética

El té de alcachofa  ayuda a eliminar el exceso de grasa corporal y evita la retención de agua a través de la orina. También son ricas en potasio, que es bastante útil para expulsar las toxinas y reducir la hinchazón. Facilita la pérdida de peso gracias a su alto contenido de fibra.

Antioxidante

Las alcachofas es uno de los mejores vegetales en aportar altos niveles de antioxidantes. Las hojas de esta verdura son capaces de disminuir los procesos oxidativos en nuestro organismo. Los polifenoles, la quercetina, rutina y vitamina C presentes en la alcachofa, tienen cualidades quimiopreventivas. Lo que significa que pueden detener o revertir por completo los efectos del cáncer, además de condiciones como mucositis y fibrosis.

Antidiabética

Reduce efectivamente los niveles de azúcar en la sangre. La mayoría de los carbohidratos presentes en la alcachofa están en forma de insulina, la cual es metabolizada por el organismo ayudando a combatir la diabetes.

Indigestión y estreñimiento

Las alcachofas son una rica fuente de fibra dietética, lo que ayuda a mantener las deposiciones regulares y disminuye el estreñimiento, la hinchazón, calambres, flatulencias y malestar general en el estómago.

Las alcachofas calman las vesículas inflamadas, además de estimular la secreción de jugos gástricos. La fibra presente también ayuda a detener la diarrea y a disminuir el colesterol.

Hipertensiva

Además de limpiar nuestras arterías, la alcachofa actúa como un vasodilatador. Son fuentes ricas de potasio, el cual ayuda a neutralizar los efectos del exceso de sodio, que es notorio para aumentar la presión arterial. Su consumo puede evitar accidentes vasculares y ataques al corazón.

La alcachofa nos aporta múltiples beneficios Beneficios de la alcachofa

Las alcachofas proporcionan el 28 por ciento del valor diario recomendado de fibra y 25 por ciento de vitamina C. Otorgando efectos positivos en la mayoría de nuestros órganos. Sus diferentes propiedades ayudan a mantener nuestro cuerpo saludable y a disminuir de peso.

Esta planta tiene el poder el absorber y eliminar los radicales libres. Varios estudios han detectado que el extracto de alcachofa nos aporta más beneficios que el consumo de la verdura completa.

Los extractos de alcachofa se utilizan principalmente en la medicina herbal para combatir diferentes enfermedades.

Es un producto de múltiples beneficios y que debemos incluir en nuestra dieta diaria. Regula los procesos naturales de nuestro organismo, principalmente la secreción biliar. Es capaz de eliminar las sustancias tóxicas de nuestro cuerpo de manera efectiva.

Los aportes de la alcachofa pueden ser aprovechados consumiendo la verdura en forma natural, como cápsulas, extractos, tabletas, infusiones y té. El consumo regular en cualquiera de sus formas, es de vital importancia para fortalecer el sistema inmunológico.

Usos medicinales de la alcachofaUsos medicinales de la alcachofa

Existen diferentes maneras de usar la alcachofa como planta medicinal. Las hojas y corazón se usan en medicina herbal como tratamiento de muchas afecciones.

Sus hojas son utilizadas tanto frescas como secas para: depurar el hígado, estimular la vesícula biliar, bajar de peso y regular niveles de glucosa en la sangre.

Existen deliciosas recetas culinarias que se preparan con alcachofa, pero si deseas disfrutar de sus propiedades curativas, una de las mejores formas es prepararla como infusión. Se cocina la alcachofa completa en un litro de agua hasta que esté blanda, si deseas le puedes agregar limón. Toma ésta infusión después de las comidas y en poco tiempo observara los cambios en tu organismo.

La forma comercial de consumir ésta planta es en cápsulas, tinturas y extractos de alcachofa. Estos se pueden encontrar fácilmente en tiendas herbolarias y farmacias. Sin embargo consumir y preparar la alcachofa de manera natural siempre será la mejor opción en la mayoría de los casos.

En algunos casos la alcachofa se recomienda para el tratamiento de la impotencia; una forma fácil es beber el jugo fresco de la alcachofa dos veces al día. Además este jugo combinado con miel se puede usar como enjuague bucal evitando la estomatitis.

La alcachofa estimula el crecimiento del cabello. Se aplica para reforzar los folículos capilares, evitando la calvicie progresiva. Para este propósito, el jugo fresco se frota en las raíces del cabello y se deja por dos horas para después enjuagar.

Cultivo y cuidado de la alcachofaComo cultivar alcachofa

La alcachofa no es una planta difícil de cultivar, sin embargo es importante seguir ciertos pasos para que su cultivo sea un éxito, como te mostramos a continuación:

  • Son características de climas tropicales, por eso debemos tener especial cuidado con la heladas, evite los inviernos fríos, si éste es el caso cúbralas con un mantillos para darles calor
  • Pueden ser cultivadas como plantas anuales o perennes
  • Cultívelas en época de verano, manténgalas en una zona cálida. Pueden estar en pleno sol o sombra parcial
  • Las alcachofas crecen bien en un suelo con pH neutro a ligeramente ácido entre 6.0 y 7.0
  • Asegúrese de dejar suficiente espacio para que las plantas se extiendan a medida que crecen. Para un mejor crecimiento, se recomienda dejar 150 cm de distancia entre las plantas
  • Necesitan un buen drenaje y un suelo arcilloso con una buena cantidad de materia orgánica
  • Comience a sembrar en interiores, al menos 8 semanas antes de la fecha de su última helada
  • Las alcachofas a menudo no son fieles a la semilla de la planta original. Tendrás más éxito con la semilla comprada que se ha cultivado en condiciones controladas
  • Para un buen trasplante los tallos deben medir de 20 a 25 cm
  • Mantenga la zona de la planta libre de maleza. Se recomienda aplicar fertilizante de manera periódica
  • Las alcachofas a veces son atacadas por babosas. Puede controlar estas plagas con un jabón insecticida, trampas para babosas o cortando los tallos del suelo.
  • Las alcachofas están listas para la cosecha cuando son del tamaño de una manzana. Solo corte el tallo debajo de la yema y estará listo para disfrutar

Contraindicaciones de la alcachofa

Si bien los tratamientos con alcachofa suele ser bastante seguros, su uso puede causar efectos no deseados propios de las plantas.

Está contraindicada para personas con cálculos renales y biliares.

La alcachofa es un vegetal rico en oxalatos que pueden favorecer y empeorar la formación de estos cálculos.

Tampoco debe ser consumida por personas alérgicas con predisposición genética.

Algunas reacciones desfavorables son: diarrea, dolor de cabeza, calambres abdominales, dolores musculares y producción excesiva de gases.

Se debe evitar su uso en lactantes y mujeres embarazadas, se sugiere no consumir infusiones ni té de alcachofa en estos períodos.

La alcachofa: propiedades curativas y beneficios
Califica este artículo