Alcachofa

Que rica está la alcachofa en la menestra o con un sofrito de jamón pero no solo como alimento es una planta provechosa, en las dietas es muy conocida por su poder para hacernos bajar de peso pudiendo encontrar  multitud de cápsulas y tabletas en herbolarios y farmacias para tal fin.

La alcachofa es una planta semejante al cardo y su nombre proviene de la palabra árabe al-churchufa que significa planta comestible. Esta beneficiosa planta proviene de África y se introdujo en España e Italia durante la Edad Media se empezó a consumir regularmente. Las expediciones de navegantes Españoles introdujerón la planta de la alcachofa en América donde se cultiva en zonas templadas pero donde más se cultiva actualmente es en los países de la cuenca mediterránea entre ellos España. Tiene una sustancia llamada cynarina que tiene el efecto de dar un sabor dulce a todo lo que comemos o bebemos después de ingerirla.

Contiene mayormente agua, fibra y  numerosos minerales como el sodio, el potasio y el calcio que la convierten en una planta con muchos nutrientes y con un bajo valor calórico rondando únicamente las 50 calorías por unidad. Si queremos consumir las alcachofas más frescas y con las mejores propiedades haremos caso de la siguiente frase del refranero popular: “ La alcachofa de Abril para mi, la de mayo para mi amo y la de Junio para ninguno

La alcachofa tiene un alto valor alimenticio y es muy alta en hierro por lo cual ayuda a combatir la anemia

Propiedades y beneficios de la alcachofa

La alcachofa tiene un alto valor alimenticio y es muy alta en hierro por lo cual ayuda a combatir la anemia.

Pero además de todo esto tiene un alto contenido en fibra que ayuda a regular el transito intestinal y resolver los casos de estreñimiento.

Debido a su sabor amargo es un alimento perfecto para el hígado y la vesícula biliar, activando y estimulando la producción de bilis la cuál ayuda a limpiarnos y a desintoxicarnos y es que gracias a sus ácidos cafeico, linoleico y oleico nos ayudán en la recuperación de cualquiera de las enfermedades hepáticas como la cirrosis, las hepatitis o hígado graso. Produce también dos efectos muy beneficiosos hoy en día, uno de ellos es el efecto hipecolesterolemiante (reduce el colesterol en sangre) e hipoglucemiante (reduce el nivel de azúcar en sangre).

Antes hemos mencionado la fama que tiene la alcachofa en las dietas de adelgazamiento y esto se debe a que ayuda a depurar el cuerpo, de arrastrar todas las toxinas que tenemos alojadas en nuestro cuerpo para expulsarlas y que se complementa con su acción diurética. Numerosos estudios también indican su ayuda para bajar la presión arterial y eliminar el ácido úrico en la sangre y ya que reduce este dañino ácido que  provoca enfermedades como la gota y la artritis estas mejorarán notablemente.  Incluirla a menudo en nuestra alimentación es suficiente para beneficiarnos de sus numerosas propiedades pero también la podemos encontrar en tintura, cápsulas o tabletas en herbolarios.

Os explicamos también como realizar una decocción de esta maravillosa planta para tratar la insuficiencia hepática y y un vino medicinal beneficioso para cualquiera de las dolencias citadas, para ello:

Decocción para la insuficiencia hepática:

Herviremos 50 gr de hojas de alcachofas frescas  en 1 litro de agua durante 10 minutos para después filtrarlo, endulzar al gusto y tomar hasta 3 tazas diarias.

Vino aperitivo y medicinal:

Maceramos 20 grs de hojas frescas de alcachofa en 1 litro de vino blanco durante al menos 5 días. Filtramos y bebemos hasta dos copitas al día antes de las comidas principales.

Contraindicaciones de la alcachofa

No es recomendable que la tomen las mujeres durante la lactancia ya que su sabor amargo  puede manifestarse en la leche materna  y también si existe obstrucción de los conductos biliares pero por lo demás es una planta rica y muy beneficiosa.