Artemisa y sus propiedades medicinales

Artemisa y sus propiedades medicinales
Califica este artículo

La planta Artemisa debe su nombre a la diosa griega de las mujeres parturientas y enfermas. Esta planta medicinal también es llamada hierba de San Juan, altamisa, ajenjo o hierba santa y es proveniente de Europa, principalmente de Alemania.

La artemisa contiene vitamina A, B y C y numerosos aceites esenciales

Dentro de las características de artemisa observamos que es un arbusto aromático, perteneciente a la familia Asteraceae, que puede llegar a alcanzar un metro de altura. Crece en condiciones áridas o semiáridas, se le puede ver en zonas pedregosas, soleadas e incluso abandonadas. No es una planta que requiera cuidados especiales.

¿Para qué sirve la altamisa? Se trata de una planta con propiedades medicinales, que es comúnmente utilizada desde hace miles de años en Europa y Asia. De hecho la artemisa es una de las plantas más antiguas del mundo y es solo de sus flores de donde se pueden aprovechar todas sus propiedades medicinales. Se pueden obtener muchos beneficios para la salud, si se toma en dosis adecuadas.

Es útil también como insecticida natural, al igual que la albahaca. El aceite que se puede extraer de ella se considera como un potente veneno.

En la cocina también es muy utilizada. Con esta planta se pueden condimentar en gastronomía toda clase de carnes.

La artemisa contiene vitamina A, B y C y numerosos aceites esenciales los cuales contienen una importante cantidad de mucílagos y taninos

artemisa plantaLa artemisa en la historia

En la edad media era muy utilizada en brujería, ya que se creía que tenía una energía secreta y alejaba las influencias negativas de cualquier persona u objeto. Realizaban una infusión que podía ayudar en la adivinación y meditación.

Los indios de las tribus norteamericanas la utilizaban para tratar las congestiones y los resfriados quemando las ramas e inhalando su humo.

También la empleaban en los trastornos estomacales y los gases intestinales. Para ello masticaban las hojas de artemisa. Si querían provocar el vómito la consumían en grandes cantidades

Dos siglos atrás despertó el interés al elaborarse con ella la absenta, una de las bebidas con mayor graduación y a la que se le atribuyen propiedades alucinógenas.

Cultivo, cuidado y cosecha de la artemisa

Aunque la planta de artemisa crece de manera silvestre, se puede cultivar de dos maneras: Por semillas o por esquejes. Se recomienda hacerlo en semilleros y luego trasplantar, en bandejas poco profundas (5-6 cm). Por ser una planta de porte herbáceo, necesita recoger luz directa, así que colócala en un lugar luminoso.

Cultivo, cuidado y cosecha de la artemisaEn el período de germinación y la fase de crecimiento, es necesaria la irrigación frecuente, pero ligera, para su establecimiento seguro. La frecuencia y cantidad de riego dependerá mucho del tipo de suelo y del clima. Crece bien en suelos arenosos y arcillosos.

La planta artemisa adulta no es exigente en cuanto al riego, debido a que tiene abundantes y densas raíces que le permiten gran adaptabilidad contra la sequía y el anegamiento. Sin embargo es mejor evitar inundación del terreno, asegurándote que la tierra drena el agua correctamente.

En cuanto a la cosecha, la forma correcta es cortarla en la base, dejar desecar y luego remover las hojas mediante una buena sacudida.

El momento propicio de cosecha va a depender de la finalidad del compuesto principal. Si el objetivo principal es obtener el aceite esencial o artemisinina, las plantas deben estar en completa floración. Si el interés es conseguir ácido artemisinico  se debe cosechar en la etapa vegetativa tardía.

Además de plantarla en tu jardín o recogerla en el campo, la artemisa puede comprarse seca en herbolarios, y existe también en polvo y en cápsulas.

Propiedades de la artemisa

Las propiedades más conocidas de esta planta, es la de tonificar el estómago, alivia las digestiones lentas o pesadas y mejorar el mal aliento. Tomar una infusión de artemisa antes de las principales comidas,  ayudará a aumentar el apetito. Es muy utilizada en los casos de anorexia.

Una tisana de artemisa aliviará los dolores causados por reumatismo, si se aplica una infusión en forma de compresa en la zona afectada rebajará y aliviará la inflamación.

La artemisa posee propiedades antiinflamatorias por ser rica en ácido ascórbico, salicílico y clorogénico, también cuenta con artemetina, flavonoides y rutina.  Y no podemos pasar por alto sus propiedades diuréticas, que puede incrementar la producción de líquidos.

En casos de diabetes, la artemisa actúa disminuyendo los niveles de azúcar en sangre. Igualmente los ataques epilépticos tratados con artemisa también han dado buenos resultados.

El hígado también agradecerá que usemos artemisa ya que le ayuda a funcionar mejor. Siguiendo en los beneficios del aparato digestivo actúa también desinfectando el tracto digestivo, limpiándolo de cualquier parásito.

Popularmente se ha utilizado para activar la función de los riñones cuando es necesario aumentar la secreción de orina.

El ajenjo es utilizado tradicionalmente para combatir la malaria en numerosas partes del mundo.

artemisa propiedades

La hierba artemisa se la conoce por poseer aceites esenciales, colina, mucílago, materias tánicas y resinosas, que le confieren acción:

  • Antiséptica.
  • Antiparasitaria
  • Antiinflamatoria
  • Emoliente
  • Anticonvulsiva
  • Emenagoga
  • Antibacteriana
  • Tónica
  • Estimulante
  • Analgésica
  • Aperitiva
  • Calmante

Beneficios y usos de la Artemisa

Como mencionamos anteriormente, los múltiples beneficios de la artemisia se conocen desde hace siglos en muchas regiones del mundo. La artemisa planta medicinal, es usada para la salud humana y animal. A continuación citaremos algunas utilidades importantes:

Estrés y la fatiga física. Una taza de infusión de esta hierba, mezclada con un poquito de miel combate efectivamente el estrés y cansancio que se produce con la rutina diaria.

Depresión leve. Se han comprobado efectos positivos de la artemisa en personas con depresión y otros problemas anímicos como la angustia o la melancolía. Esta contribuye a estabilizar los sentimientos y a controlar cualquier tipo de sufrimiento.

Uso tópico de la artemisa

Infecciones en la piel. Ayuda a curar infecciones tópicas, debido a sus propiedades antisépticas. También es efectiva contra hongos en la piel.

Repelente de insectos. La planta desprende un olor desagradable para muchos insectos incluyendo el mosquito. Para ahuyentarlos, aplica una infusión con hojas de hierba santa directamente sobre la piel y esta actuará como un repelente de insectos natural. También puedes colocar hojas y ramas dentro de los armarios de ropa, para eliminar a las polillas.

Detiene la hemorragia nasal. La hemorragia nasal surge cuando los vasos sanguíneos se rompen dentro de la fosa nasal. En algunas culturas, como la china, introducen una hoja de ajenjo envuelta por el orificio de la nariz, con el fin de parar la epistaxis.

Para afecciones intestinales

Facilita la digestión. Una inadecuada digestión conlleva a falta de energía, sensación de cansancio y debilidad e incluso múltiples deficiencias nutritivas.  La artemisa coadyuva en la digestión de comidas pesadas y relaja el estómago ante dificultades estomacales.

Falta de apetito. La hierba artemisa estimula el apetito. Es comúnmente empleada en personas inapetentes, o anoréxicas.

Calmar los cólicos. Los cólicos son uno de los síntomas estomacales más difíciles de sobrellevar, en especial cuando son demasiado fuertes. Por fortuna la artemisa tiene efectos antiinflamatorio y analgésico que reduce la sensación de dolor y pesadez en el vientre. Ante los primeros indicios de cólicos, toma una taza de su infusión.

Elimina los parásitos. Los parasitos intestinales son microorganismos que se alojan en el intestino. Una infusión de artemisa y clavos de olor, es un remedio muy efectivo para combatir las infecciones parasitarias.

para que sirve la altamisaOtras afecciones

Resfriados y gripes. La artemisa posee propiedades analgésicas y estimula el sistema inmunitario. También desinflama las vías aéreas en caso de bronquitis. Se recomienda tomar en infusión en caso de gripe o si nos encontramos resfriados.

Estimula la menstruación de las mujeres. Esta planta causa movimientos del útero y te puede ayudar a normalizar los ciclos de la la menstruación. También se usa para conseguir que baje la regla en caso de un retraso poco importante.

Dolores articulares y óseos. Las hojas de artemisa se han utilizado por muchos años para el tratamiento de la artritis. Esta planta tiene la propiedad de reducir la hinchazón causada por la artritis y los dolores en las articulaciones.

Además el té de hojas de esta hierba puede ayudar a prevenir y reducir el riesgo de artritis reumatoide. Su consumo regular te ayudará a fortalecer los huesos y las articulaciones.

Tratar el cáncer. Nuevos estudios revelan que la artemisa podría ser efectiva para tratar algunos tipos de cánceres, sin embargo aún falta evidencia científica en este campo. Se sospecha que esta planta podría ayudar a destruir las células cancerígenas, respetando a las células sanas.

Remedios caseros con Artemisa

Preparando una infusión con 1 cucharada por taza de agua, podremos controlar algunos malestares como los que describimos anteriormente.

Los siguientes remedios caseros con artemisa son conocidos mundialmente para tratar las afecciones:

Epilepsia. Mezclar 0,15 g de raíz seca de artemisa en 30 gr de azúcar, si es integral mejor, aunque cualquiera de las dos es válida. Administrarlo hasta cuatro veces diarias.

remedios caseros con artemisaMenstruaciones complicadas y con dolores. Añadir 30 gr de flores y hojas secas de artemisa en 1 litro de agua hirviendo. Debido a su sabor amargo endulzar la infusión con miel y beber una copa en ayunas en  los días previos al período y tres copas mientras dure este.

Para provocar la menstruación se prepara un ungüento y se coloca debajo del ombligo.

Artemisa para abortar. Esta planta se considera una de las plantas abortivas por su capacidad de provocar contracciones en el útero.

La infusión para provocar el aborto es la siguiente: colocar una cucharada de hojas de artemisa con un poco de menta poleo en agua hirviendo, dejar reposar e ingerir una taza. Para lograr abortar con artemisa, se deben tomar 4 tazas diarias por un máximo de 6 días.

Los coágulos de sangre formados por un aborto, se pueden disipar consumiendo té de artemisa. Para lograr liberar las partes afectadas debes ingerir 3 o 4 tazas de infusión diarias.

Eliminar parásitos intestinales con ajenjo. Para contrarrestar las lombrices y gusanos intestinales, debes tomar una o dos tazas de té de ajenjo al día, mejor en ayunas. Puedes ayudar a aumentar los efectos, colocándote un cataplasma tibio de artemisa sobre el vientre.

Contraindicaciones de la artemisa

No debe ser administrada a mujeres embarazadas y que estén en período de lactancia, tampoco las personas de gastritis o enfermedades del corazón deben consumirla.

Puede interferir además con algunos medicamentos al metabolizarse en el hígado.  En dosis altas la artemisa puede provocar intoxicación.

El ajenjo es una planta fuerte y debe ser ingerida en dosis adecuadas, pero debes tomar en cuenta que en cantidades demasiada pequeña, no hará efecto. Procura no beber por periodos largos de tiempo, pues puede resultar tóxico, ya que contiene tujona. Tampoco se recomienda tomar durante más de dos semanas seguidas.