Tomillo

El tomillo (thymus), también conocida como tomello y timonet, es una planta de 20 a 30 cm de altura, familia de las labiadas, con flores diminutas rosadas o blanquecinas. Se caracteriza por desprender un fuerte aroma. En la antigüedad los egipcios utilizaban esta hierba para embalsamamientos, debido a que posee poderosas propiedades como preservante. Los griegos la usaban para aromatizar sus baños por su agradable olor.

En gastronomía es bastante habitual su uso, debido a su intenso olor y agradable sabor. El tomillo es uno de los condimentos esenciales de la cocina. En España es común encontrarlo como un ingrediente en la famosa “sopa de farigola” (plato típico de Cataluña). También se usa en la elaboración de vinos y quesos.

El uso medicinal de esta hierba es bien conocido. El tomillo se ha destacado por poseer grandes cantidades de vitaminas y minerales. Es una de las plantas con más propiedades y beneficios que existen y se utiliza como medicina alternativa para tratar afecciones del cuerpo humano, a través de infusiones y aceites.

Propiedades del tomillo

Las propiedades beneficiosas del tomillo para el organismo son muchas. Podemos destacar sus características antibacteriales, fungicidas, bactericidas, antisépticas, antimicrobianas, antibióticas, antiinflamatorias, expectorantes, cicatrizantes, carminativas, antiespasmódicas, digestivas y antiparasitarias. Aparte Posee un alto contenido de complejo B y vitaminas A, C, E y K. El tomillo es rico en manganeso, magnesio, calcio, hierro y selenio.

Beneficios del tomillo

Facilita la digestión. Activa las funciones digestivas, previniendo los cólicos abdominales, flatulencia, espasmos intestinales y estomacales. Resulta muy útil en caso de indigestión. Tiene la particularidad de aumentar la secreción de bilis, lo que garantiza una buena digestión.

Contra el resfriado. La planta del tomillo es muy conocida por su efectividad en afecciones en las vías respiratorias como resfriados y bronquitis. Combate naturalmente las infecciones de garganta y reduce considerablemente la tos. Incluso se usa en el tratamiento contra el asma.

Es tranquilizante. Relaja naturalmente el cuerpo, en casos de insomnio se recomienda beber una infusión de tomillo media hora antes de dormir.  Contribuye a eliminar dolores de cabeza de origen nervioso y emocional, también calma los nervios.

Para la asepsia bucal. Con solo masticar un poco de tomillo puede aliviar infecciones o inflamaciones de la boca. Con esta hierba puede mantener una buena higiene bucal, cuidando los dientes y las encías. Elimina efectivamente la halitosis y el mal aliento.

Estimula el apetito. Otro de sus atributos es estimular el apetito, un tratamiento con jarabe a base de tomillo aumentará sus ganas de comer. Se recomienda ampliamente para personas que sufren de anorexia.

Es antiséptica. Para desintoxicar y desinfectar la piel tome un baño con un puñado de hojas de tomillo. Es apropiado para tratar heridas debido a su acción desinfectante y cicatrizante. Igualmente se utiliza para aliviar el dolor producido por la psoriasis debido a su cualidad de sedante. Igualmente puede regular el exceso de grasa en la piel (sobre todo la grasa que produce acné), recibiendo vapores de esta planta directamente en el rostro.

Para la menstruación. Para aliviar los dolores del período menstrual sin necesidad de recurrir a medicamentos, nada mejor que el tomillo. En esos primeros días, cuando el dolor de vientre es más intenso, tómese 2 infusiones diarias y conseguirá aligerar la dolencia. Esta planta se utiliza como regulador de los ciclos menstruales.

Como repelente. Si se extrae su aceite y se aplica sobre la piel, resulta un excelente repelente natural contra los mosquitos, por su acción fungicida.

Potencia la memoria. El tomillo por su alto contenido en naringenina y vitamina B3, tiene la propiedad de facilitar la concentración y ayuda al buen funcionamiento del cerebro.

Es antiparasitario. El tomillo suele utilizarse para eliminar los parásitos intestinales. Se recomienda emplearlo en forma de lavativa a fin de eliminar las lombrices diminutas que generalmente tienen los niños.

Otros usos y tratamientos. Herpes, furúnculos, diarrea, enuresis, cistitis y vaginitis. Estimula la circulación capilar.

Contraindicaciones en el uso del tomillo

Generalmente las preparaciones de infusiones con plantas medicinales son seguras para el consumo humano, sin embargo se puede padecer de alergia al contenido propio del tomillo.  A continuación se dan algunos consejos que se deben tomar en cuenta antes comenzar un tratamiento con esta hierba.

Si está embarazada o en período de lactancia, consulte al médico antes de tomar infusiones con tomillo.

Si se sufre de gastritis y ulceras, evite consumir cualquier derivado del tomillo.

Se recomienda probar la tolerancia en la piel, antes de usar el aceite del tomillo. Aplique un punto en una parte de la piel y espere a ver si hay alguna reacción desfavorable.

Recuerde que el aceite de tomillo es solo para uso externo, bajo ninguna circunstancia debe ser ingerido por vía oral, ya que puede causar mareos, vómitos y dificultades respiratorias.

Si padece de insuficiencia cardíaca, evite el consumo del tomillo, ya que éste puede causar una disminución de la frecuencia cardíaca (braquicardia).