Anís

Con la palabra “Anís” suelen designarse una variedad de plantas cuyo componente principal es el anetol, dentro de esta variedad tenemos el anís verde y el anís estrellado. Son plantas medicinales muy antiguas y benéficas para la salud. A finales de agosto y principios de septiembre se pueden cosechar las semillas de anís las cuales se han utilizado para una gran variedad de dolencias, como veremos a continuación.

 

plantas-de-anisAnís verde

El anís verde Pimpinella anisum o “matalahúga” es una planta herbácea oriunda de Asia, con tallo cilíndrico, cuyo tamaño es de aproximadamente 50cm, pero puede llegar a alcanzar los  80cm de altura si las condiciones del suelo y el clima lo permiten, de hojas verdes con racimos de  flores blancas, sus semillas son muy aromáticas con sabor dulce y ligeramente picante las cuales contienen un aceite compuesto por anetol y estragol. Estas plantas fueron traídas a Europa por los árabes y actualmente se cultiva mucho en los países mediterráneos, siendo España uno de los primeros productores de este fruto.

El anís verde tiene propiedades expectorantes, antiespasmódicas, antiinflamatorias, sedantes, antitusivas, carminativas y es un buen estimulante de la secreción bronquial.

Beneficios

Este tipo de anís se usa mucho para tratar trastornos digestivos como dispepsias, flatulencias, digestiones pesadas, meteorismos y aerofagias. Suele utilizarse para aliviar afecciones respiratorias como los catarros bronquiales.

Tomar una infusión de anís verde después de las comidas es garantía de una buena digestión y disminuir considerablemente las flatulencias, además de evitar retortijones de estómago y cólicos intestinales.

Contraindicaciones y  efectos secundarios

El uso de esta planta, aunque es segura, no está recomendada para: mujeres embarazadas, lactancia materna, niños menores de 6 años, enfermedades neurológicas, ni problemas del aparato digestivo.

Por su alto contenido de anetol, no se recomienda para personas alérgicas a esta sustancia.

Se obtienen muchos beneficios al ingerirlo en pequeñas dosis, pero en grandes cantidades es neurotóxico y puede causar: espasmos musculares, problemas de circulación, confusión mental y en caso de sobredosis puede inducir al coma.

Anís estrellado

El anís estrellado  Illicium verum  es un árbol de poca altura (de 4 a 6 m aproximadamente) oriunda de la china, de corteza blanca, hojas lanceoladas y cuyo nombre se debe a la forma de estrella de su fruto. Es una planta aromática, de la cual se desprende su incomparable fragancia a anetol.

El anís estrellado tiene efectos analgésicos, es estimulante de las secreciones estomacales lo que lo convierte en un buen digestivo y es carminativo. Con propiedades muy similares al anís verde, pero mucho más concentradas.

En la cocina oriental (en especial la china), es muy usado como condimento en las comidas.

Beneficios

El anís estrellado tomado con regularidad ayuda a aliviar: los espasmos estomacales, dolores de cabeza y menstruales, gastritis, mejora la respiración y suele usarse como tratamiento contra el asma y la bronquitis (es un poderoso expectorante), reduce la hinchazón abdominal facilitando la expulsión de gases del sistema digestivo y mitiga las náuseas.

Contraindicaciones y  efectos secundarios

Es mejor evitar su consumo mientras se está embarazada ni en periodos de lactancia, tampoco administrar en bebes y niños pequeños ya que sus propiedades están muy concentradas y en estos casos resulta tóxico. Está contraindicado para personas con enfermedades hepáticas. Se debe evitar usar su aceite esencial directamente sobre la piel, pues puede causar irritaciones.

Anís estrellado del Japón

El anís estrellado del Japón Illicium anisatum también conocida como badiana del Japón (es un árbol con características parecidas al anís estrellado (Illicium verum)), pero ésta es altamente tóxica, no debe ser consumido. Contiene un alto porcentaje de anisata y neonisatina los cuales ocasionan inflamación severa de los órganos digestivos, los riñones y el tracto urinario.

Debido a su parecido morfológico con el Illicium verum se tiende a confundir, pero con gran diferencia en su sabor y olor, por eso antes de preparar cualquier infusión, se recomienda oler las estrellas de anís para garantizar que es el bueno.

Su uso es exclusivo como incienso en Japón.

Anís de Florencia

El anís de Florencia (Foeniculum vulgare), que  comúnmente se conoce como  hinojo, nativa de la costa del mar Mediterráneo, en España se utiliza comúnmente en la gastronomía.

El aceite esencial  del fruto contiene anetol, fenchona y estragol. Tiene propiedades carminativas y diuréticas, también se ha usado para aliviar la conjuntivitis y la irritaciones de los ojos.

Se ha usado como medicina alternativa para aliviar el asma y la tos, estimula el apetito y ayuda a disminuir las flatulencias.

Preparaciones medicinales del anís

Diabetes: estudios científicos han demostrado que el anís estrellado tiene efecto hipoglucemiante, por lo cual ayuda a disminuir los niveles de azúcar en el organismo. Después de las comidas tómese una infusión preparada con 0,5g de anís estrellado en una taza de agua tibia.

Digestivo: para estimular las funciones digestivas, prepare una infusión con una cucharada de semillas de anís estrellado en una taza de agua, tomar una vez al día, preferiblemente antes de las comidas.

Hipo: Para combatir el hipo agregue  ½  cucharada de anís verde molido en ¼ taza de agua y beba de un sorbo.

Carminativo: para tratar los cólicos y favorecer la expulsión de gases estomacales, se debe elaborar una infusión con ½ g de semillas de anís estrellado en 1 taza de agua tibia. Tomar 3 veces al día.

Recuerde que su uso excesivo o por largos periodos es contraproducente, porque puede resultar tóxico.

Licores con anís

En España es una bebida tradicional, se fabrican licores no solo a base de Pimpinella anisum  sino con frutos y semillas que contienen anetol, llamadas bebidas espirituosas como el pastis, anís, anís destilado y bebidas espiritosas anisadas. Estas se obtienen por  maceración o por destilación del mismo.