Plantas medicinales para la piel

La piel como órgano protector de nuestro cuerpo es susceptible a muchas enfermedades, que pueden alterar su apariencia y causar innumerables problemas dermatológicos, como ejemplo de esto tenemos: acné, dermatitis, cicatrices, estrías, manchas, quemaduras, entre otros.

Las enfermedades o problemas de la piel pueden tratarse de manera natural a través de plantas medicinales, que nos puede servir tanto a nivel superficial como a nivel interno eliminando de toxinas nuestro organismo.

plantas_medicinales_para_la_piel

 

Plantas medicinales que pueden ayudar a nuestra piel

Sándalo

Su uso principal para la piel es en forma de aceite aromático que se extrae de las virutas de un árbol, posee propiedades antisépticas y es efectivo para el tratamiento del acné. La mejor forma para ser aplicado es a través de masajes nocturnos en el área afectada.

Perejil

Es una planta muy versátil para el tratamiento de los problemas de la piel,  se puede usar en forma de tónico y como infusión, elimina manchas, actúa como cicatrizante y desintoxicante natural. Su alto contenido de vitamina C estimula la producción de colágeno mejorando la apariencia de nuestra piel.

Un remedio sencillo que nos puede ayudar a combatir las molestas manchas, es usar las ramas de perejil trituradas y aplicarlas por las noches, en poco tiempo se podrán notar los resultados.

Flor de Jamaica o Hibisco

Es una flor rica en ácido ascórbico, se puede usar aplicando directamente en la piel en forma de tónico o tomarla como té. Es astringente y cicatrizante lo que nos ayuda a rejuvenecer nuestra piel gracias a la cantidad de antioxidantes que posee.

Una receta fácil es hervir las flores de Jamaica en agua hasta obtener un color rojo, dejar reposar y aplicar de forma regular en nuestra piel, de esta misma manera la podemos consumir.

Romero

El romero es una hierba, que además de ser usada para condimentar nuestros alimentos, sirve eficazmente para combatir los hongos en nuestra piel, es un excelente antimicótico natural, además de funcionar como cicatrizante e hidratante.

Una manera fácil de usar es hirviendo en agua el romero natural, dejar enfriar y aplicar diariamente en verano, así tendremos nuestra piel más sana.

Orégano

Perteneciente a la familia de la menta, es rica en antioxidantes, vitaminas A y C, lo que nos ayuda a combatir el envejecimiento de nuestra piel y el acné debido a sus propiedades fungicidas y antisépticas.

El orégano funciona en forma de tónico, aceite o mascarilla. Esta planta tan beneficiosa ayuda a las pieles grasosas con solo hervir sus hojas secas en agua y aplicar a temperatura ambiente en el área afectada.

Las plantas medicinales como alternativa

Las plantas medicinales son una alternativa económica y fácil de encontrar, pueden ser cultivadas en nuestros hogares por nosotros mismos.

Es cierto que existe un gran desconocimiento sobre los beneficios de muchas de ellas, así como de la toxicidad de otras, por eso es importante aprender a reconocerlas y lograr darle un buen uso a cada una de ellas. Recordemos que una piel saludable es sinónimo de belleza.