Plantas medicinales mediterráneas

Las plantas medicinales mediterráneas son algunas de las más conocidas dentro de todo lo que tiene que ver con la medicina natural y con los remedios caseros. Es por ello por lo que hemos creído conveniente realizar un artículo en el que podamos resumir algunas de las propiedades de las más importantes.

plantas mediterraneas adormidera

Resumen de las mejores plantas medicinales mediterráneas

La alfalfa es la primera hierba de la que vamos a hablar en estas líneas. Hay que decir que en contra de lo que la gente se pueda llegar a pensar no se trata de una hierba que únicamente sirva de pasto para los animales. De hecho es una planta que podemos utilizar para darle un mayor vigor a nuestro cabello. No en vano no son pocos los tratamientos naturales los que incorporan la alfalfa y es que no solo aporta un mayor vigor sino que también le da más fuerza, más brillo y favorece la circulación del cuero cabelludo.

La adormidera es otra de esas plantas medicinales mediterráneas que tiene unas grandes propiedades. Esta, en concreto, como su propio nombre indica, es ideal para calmar los nervios de los más pequeños de la casa. De hecho lo que se puede hacer, y de hecho se hace, es preparar una infusión de adormidera y mojar el chupete de los bebés para ayudarles a conciliar el sueño de un modo más sencillo.

Otra de las plantas que podemos utilizar como remedio natural es la agrica. Y es que, es una planta que contribuye a que tengamos una mejor circulación en la sangre. De hecho se recomienda que la utilices aquellas personas que tienen problemas circulatorios como pueda ser el caso de varices ya que evita que se sufran trombos que pueden derivar en problemas mayores.

La ajedrea se puede encontrar sin problema alguno en todo el litoral mediterráneo. No solo es una planta que tiene un aroma muy característico sino que al mismo tiempo es una de las plantas medicinas mediterráneas que más se utilizan ya que ayuda mucho a calmar todos los síntomas del resfriado. Es una planta que no está contraindicada con ningún tratamiento por lo que se puede combinar con nuestros tratamientos habituales. Incluso está recomendada para los menores de la casa ya que no se ha descrito ningún efecto secundario.

Pero si tenemos que hablar de una planta cuyo cultivo está bañado por el Mar Mediterráneo y que es una de las más importantes que podemos encontrar, esta es sin lugar a dudas el ajo. El ajo tiene una gran cantidad de propiedades que incluso se han demostrado de manera científica. Entre ellas podemos decir que es un gran vigorizante y ayuda a que nuestra condición física sea mejor. Por otro lado, las gripes y los catarros comunes también tienen una fácil solución con la ayuda del ajo. Ni que decir tiene que ayuda mucho a prevenir problemas óseos como pueda ser el caso del reuma, de la artrosis o de la artritis. ¿Qué más se le puede pedir a un remedio natural?