Plantas Medicinales: La Árnica

Plantas Medicinales: La Árnica
5 (100%) 1 voto

Existen cientos de plantas que sirven para tratar enfermedades o afecciones del cuerpo humano o que son utilizan para otras cosas, sin embargo, su funcionamiento son bastantes efectivos y beneficiosas para diversas circunstancias.

La Árnica es considera de unas plantas medicinales más eficaces en la lista grande de plantas con estas características, así que se puede comprender que las propiedades que posee esta planta son bastantes, por ende su relevancia en el mundo de los métodos naturales.

Para poder explicar todas las características que engloba esta planta medicinal, es indicado que se pueda entender o comprender qué es la Árnica y todas las descripciones de dicha planta.

cultivar la arnica

¿Qué es la Árnica?

La Árnica es una planta silvestre que llega a crecer en las montañas, agregando consigo que tiene un aroma muy parecido al de la manzanilla. Científicamente se conoce como “Arnica montana L” aunque se conoce como árnica, es perteneciente de la familia de las Asteraceae.

Esta se puede llegar a conocer también como tabaco de la montaña o estornudadera, la cual es originaria de Europa y es una planta herbácea, es decir, no posee órganos decididamente leñosos, en cambio tienen tallos verdes y mueren al terminar la estación.

Asimismo está dentro de la lista de las 30 especies que son perennes, esto quiere decir que su vida es larga y herbáceas, siendo esta explicada anteriormente.

Descripciones de la planta de Árnica

Esta planta generalmente no posee ramificaciones o tiene muy pocas, así que tiene un escape floral bastante grande y largo, alrededor de los 50 a 100 centímetros, sus hojas tienden a ser velludas y opuestas, sésiles o pecioladas, además que tienen muchas formas, por ende, se conseguirá muchas variedades de la misma.

Del mismo modo, contienen un capítulo grande (inflorescencia: localización de las flores encima de las ramas o tallos de la planta) con relación al resto de la misma, comúnmente es de color amarillo o naranja, en donde sus cabezas son de alrededor de 6 a 8 centímetros de diámetro.

Dentro de este mismo orden de ideas, sus frutos son cipselas homógamas (fruto seco que tiene origen por medio de un arquenio), las cuales son alargadas y estrechas y coronadas por un vilano (conjunto de pelos simples y suaves).

Estas son habitualmente son de color marrón, blanco, rojo o amarillo pálido, además que posee un olor bastante delicado, suave y característico aunque huela parecido a la manzanilla.

Se localizan en suelos de alrededor de 700 a 100 metros de altura, asimismo crecen en zonas con poca cantidad de cal, nitrógeno y suelos bastantes ácidos, es indicado recalcar también que es muy propensa a la contaminación y por ende, se encuentra en estado de extinción en las montañas europeas por el mismo problema.

¿Cómo se puede cultivar la Árnica?

Esta planta tiene una gran ventaja y esa es que no necesita tanto espacio para crecer, ya que no es muy grande, sin embargo, hay que tener en consideración algunos aspectos importantes para que la misma pueda desarrollarse adecuadamente.

El suelo en donde se plantará la Árnica, necesita ser parejo, es decir, antes de empezar con el proceso, la tierra tiene que ser rastrillada para dejar el suelo en condiciones óptimas, esto si es el caso que sea un proceso desde la semilla.

Es necesario tener en cuenta que el clima ideal para esta planta tiene que ser húmedo, de semisombra y templado, ya que no es recomendable que lleve demasiado sol.

Del tal manera su germinado es a finales de la estación de otoño, entonces es indicado comentar que para trasplantarla se tiene que hacer alrededor defines del invierno o principios de la primavera.

Además, para cuando sea plantada, es necesario que las semillas tengan un espacio entre ellas, alrededor de 40 centímetros entre cada una como mínimo y su riego debe ser continuo porque es una planta que se desenvuelve en ambientes húmedos.

Asimismo es necesario decir que al ser una planta bastante sensible a la contaminación, las medicinas que se hacen por medio de esta planta, tienen que ser de ejemplares cultivados en casa o en un espacio que no tenga rastro de contaminación para que puedan cumplir sus funciones medicinales debidas.

¿Para qué se usa la Árnica?

Esta planta contiene una cantidad grade de propiedades medicinales, las cuales pueden usarse en diversas ocasiones para curar enfermedades o afecciones dentro del organismo o fuera del mismo.

Por otro lado, es usada ya que contribuye a reducir el dolor ocasionado u originado por un golpe en cualquier parte del cuerpo sumando entonces que la crema de Árnica contiene muchas propiedades que son beneficiosas para dolencias, entre otras.

  • Dicha crema tiene un contenido en ácidos adicionales a la luteolina y sus alcoholes les otorga muchas propiedades antiinflamatorias y descongestivas logrando ser un posible curador de esas dolencias, en su aplicación por medio del frío en la zona congestionada. Entonces se puede observar que funciona para golpes o contusiones de cualquier ámbito.
  • Asimismo es utilizado para los esguinces, ya que se considera que las rodillas y los tobillos son las articulaciones más propensas a sufrir cualquier tipo de torceduras, sea cual sea la razón de aquello aunque comúnmente son efectuadas cuando se trata de movimientos bruscos.
  • Esta crema también se puede usar para las ampollas que no están abiertas, que normalmente todas las personas sufren a través del roce de la piel con alguna tela o por una simple acción mecánica.
  • Distenciones musculares o desgarros también son problemas tratados por medio de la crema con Árnica, ya que reduce la congestión y el dolor producido por una de estas razones.

Por otra parte también ayuda a los problemas respiratorios, por ende a que sus hojas y flores contienen propiedades bastantes efectivas para las siguientes afecciones respiratorias.

  • Acopios de mucosidades en los pulmones.
  • Abundancia de tos.

No obstante, según estudios de esta planta, se ha podido dar cuenta que a misma contiene una alta toxicidad, así que es recomendable su uso externo y no interno, nada más que sea recomendación de un médico.

Adicionalmente se puede usar como un método para tratar padecimientos que tenga relación con la piel y evitar infecciones. Además que muchas personas usan la crema también para eliminar marcas del acné en el rostro o cualquier otra parte del cuerpo.

Dentro de este mismo orden de ideas, también se ha encontrado que hay utilización de esta planta en champús naturales agregando consigo a otros productos de higiene realizados de forma natural y uno de esos son enjuagues bucales, esto como método para aliviar dolores en la garganta como la faringitis o la amigdalitis.

En dosis bajas se puede usar como método eficiente para tratar las várices o la propia insuficiencia cardiaca, agregando consigo también que puede ser beneficioso para las mujeres en relación a lavados vaginales, ya que pueden contribuir a eliminar el picor, ardor o escozor.

Al usarlo de forma interna, siempre y cuando esté recomendado por un especialista, este puede ayudar a la disminución de la epilepsia y prevenir los mareos ocasionados por cualquier aspecto.

Al mismo tiempo se considera un buen antiséptico para las heridas abiertas mientras que ayuda con la cicatrización y entonces evita que se creen infecciones como se mencionó anteriormente.

Sus propiedades antibióticas son bastantes altas, así que la existencia del ácido cafeico y clorogénico son los resultantes de su alta tasa de efectividad con relación a la curación de úlceras cerradas y eccemas en la piel hasta llegar al acné como se expuso precedentemente.

Remedios caseros a base de la Árnica

Es necesario recordar que no es bueno ingerir esta planta sin supervisión de un profesional, así que los métodos caseros que se preparan por medio de la misma son de uso especialmente externo, por ende, se considera específicamente beneficioso para la piel.

  • A través de a la infusión de una cucharadita de la planta en estado seco por una taza de agua, se puede aplicar sobre la piel afectada por medio de un trapo limpio y lleno de aquel líquido.
  • Se puede usar también la tintura, la cual se aplica 20 gotas por cada vaso de agua, y luego se aplica en la dermis (piel).
planta medicinal arnica

Aceite de Árnica

El aceite de Árnica es uno de los métodos más usados o productos más empleados a base de esta planta, por ende es necesario que sea expuesto y explicado, ya que muchas veces es la presentación más popular.

Los métodos de aplicación que contiene el aceite de árnica son las siguientes:

  • Se puede aplicar como método para dar masajes sobre la piel, al mismo tiempo que se va produciendo calor y, por tanto, ocasiona que la sangre de dicha zona pueda fluir con más velocidad. Por ende se comprenderá su eficacia para tratar golpes y lesiones, ya que previene los hematomas o moretones.
  • Al ser aplicado en su estado frío o congelado, el mismo evita que salgan ampollas y trata el dolor de cualquier lesión.
  • El aceite igual que la crema de Árnica, es eficaz para el tratado de lesiones cerradas y el acné, por ende se puede aplicar cualquiera de sus presentaciones.
  • Esta presentación es perfecta para tratar los dolores derivados por el ejercicio intenso u otras actividades que pueden causar dolores en cualquier parte del cuerpo. Entonces se comprenderá que el aceite de árnica es el predilecto por los deportistas.
  • De igual modo funciona para tratar las molestias originadas por la artritis, esguinces, luxaciones o golpes hasta llegar a los moratones, inflamaciones cutáneas incluyendo en la lista la flebitis (es una inflamación de las venas que trae consigo el cumulo de coágulos de sangre en su interior).
  • Funciona también para evitar la aparición de estrías en el embarazo, entonces se aplica en la piel del estómago para que se puedan ver os resultados de este producto natural.

¿Cómo hacer el aceite de Árnica?

Muchas veces se pueden conseguir en tiendas naturales, no obstante, puede ser realizado en la casa sin ningún problema aunque siempre hay que tener en la mente que no se puede consumir.

  • Se necesitan dos cucharadas grandes de las flores secas de dicha planta, las cuales se pueden deshidratar por la persona misma o comprarlas ya secas en una tienda naturista, ya que no funcionará las hojas frescas por tener mucha agua.
  • Luego se requiere tener un cuarto de litro de aceite base, es indicado mencionar que el más preferible para esto es el de almendras aunque también se puede utilizar el de girasol.
  • Se tiene que dejar almacenar durante una semana completa en un lugar oscuro donde no le pegue ninguna luz.
  • Al pasar el tiempo mencionado, se tiene que colar la infusión y estará lista para usarse de forma externa.

Aceite de Árnica para el cabello

Este aceite puede usarse en el cabello porque nutre profundamente las raíces del mismo y al mismo tiempo también nutre el cuero cabelludo. Su efecto positivo se puede ver por medio de su aplicación alrededor de una o dos veces a la semana por un mes y medio.

Hay que tener presente que se necesita retirar con el uso del champú habitual, ya que o sino quedara una textura muy grasa en el cabello, algo que la mayoría de las personas detestan.

También previene la caída del cabello, llamada específicamente alopecia, entonces su uso no solo ayude a la nutrición del cabello sino que también contribuye a esta enfermedad bastante común en la actualidad.

Uso de la Árnica de forma interna

Aunque se ha dejado claro que la toxicidad que posee esta planta es grande, en muchas ocasiones se pueden mandar tratamientos internos por profesionales, los cuales están bajo control y supervisión del mismo.

  • Su consumo supervisado puede combatir la epilepsia.
  • Es eficiente en el aumento de la sangre por las arterias coronarias, luego de que una persona haya sufrido ha padecido de una angina de pecho.
  • Controla los mareos en viajes marinos profundos